Público
Público

Seguidores de Ouattara disueltos por la Policía de Gbagbo en barrio de Abiyán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varios cientos de manifestantes seguidores de Alassane Ouattara, considerado por la comunidad internacional presidente electo de Costa de Marfil en los comicios del pasado 28 de noviembre, fueron hoy disueltos por la Policía, al servicio de Laurent Gbagbo, que se niega a dejar la Jefatura del Estado.

La manifestación, que tuvo lugar en el barrio de Koumassi, en Abiyán, se inició por la mañana y estuvo convocada por la Agrupación de Hufuetistas por la Democracia y la Paz (RHDP), la coalición de partidos que apoya a Ouattara, que ahora pretende echar a Gbagbo del poder mediante movilizaciones populares masivas.

Los manifestantes colocaron barricadas y quemaron neumáticos para cerrar la circulación en el barrio, una de las zonas de Abiyán donde Ouattara tiene un apoyo mayoritario, y los agentes utilizaron gases lacrimógenos y otro material antidisturbios para disolverlos, según dijeron a Efe testigos presenciales.

Las movilizaciones para exigir que Gbagbo deje el poder han sido convocadas en diversos lugares del país para hoy y este domingo, dentro de un esquema propuesto por Ouattara para acceder a la Presidencia que, según los resultados publicados por la Comisión Electoral del país, certificados por la ONU, obtuvo en las urnas en noviembre.

Por su parte, Gbagbo ha decretado el toque de queda nocturno para tratar de evitar las movilizaciones en "todo el territorio nacional", aunque el norte de Costa de Marfil está controlado por las Fuerzas Nuevas del primer ministro de Ouattara, Guillaume Soro, que no se desarmaron tras la guerra civil (2002-2009).

Las Fuerzas de Defensa y de Seguridad, que apoyan a Gbagbo, podrían imponer el toque de queda en el sur, pero en el norte sus decretos son ignorados por las autoridades locales y regionales, leales a Ouattara.

Este ha anunciado que espera que el grupo de presidentes designado hace tres semanas por la Unión Africana para resolver la crisis visite el país el próximo lunes y propicie la marcha de Gbagbo.

"He perdido tres meses de mi mandato y esto no puede continuar. He evitado la violencia y por eso seguimos viviendo esta situación inaceptable", en la que Gbagbo se proclamó presidente, al no aceptar los resultados de la Comisión Electoral, amparado en una resolución del Consejo Constitucional, formado por sus seguidores.

Outtara también ha acusado a Gbagbo de robar al país, al utilizar fondos nacionales pese a haber sido suspendido por el Banco Central de los Estados de África Occidental (BECEAO), que también reconoce como legítimos a los representantes de Ouattara en el organismo monetario regional.

Aparte de la crisis política, que tiene al país al borde de la reanudación de la guerra civil desde hace más de dos meses y medio, Costa de Marfil sufre ahora una crisis económica y monetaria, por la suspensión del país en los organismos económicos regionales y el cierre de al menos una docena de bancos comerciales por la incertidumbre de la situación.

La crisis se inicio tras los comicios del pasado 28 de noviembre, cuando tanto Gbagbo como Outtara se invistieron como presidentes y designaron sendos primeros ministros que formaron dos gobiernos enfrentados.