Público
Público

"Seguiré repartiendo tarjetas"

José Antonio, dominicano de 42 años, ofrece agilizar los trámites en el Ministerio de Asuntos Exteriores a cambio de "10, 12 ó 15 euros"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

José Antonio, dominicano de 42 años, ganó ayer 22 euros. No fue un buen día. A 20 metros de la estatua de la Cibeles intenta captar cada mañana a extranjeros con las tarjetas de su empresa ilegal, J. A. Express Legalizaciones en Cuatro Horas. Les ofrece agilizar los trámites en el Ministerio de Asuntos Exteriores a cambio de '10, 12 ó 15 euros, dependiendo de lo que pueda pagar el cliente', asegura. Se presenta como un simple intermediario entre una gestoría legal y los extranjeros.

Las organizaciones que ofrecen estos servicios 'en cuatro horas' están en el punto de mira del Ministerio de Asuntos Exteriores, que va a reformar su sistema de cita previa actual. La Dirección General de Asuntos Consulares no suele dar la cita con menos de una semana de antelación. José Antonio no se da por vencido: 'Si llueve, no vendré a trabajar porque me mojo, pero la reforma no me va a dejar en casa. Seguiré repartiendo mis tarjetas si nadie me lo impide'.

Estas organizaciones acumulan cientos de reservas, saturan el sistema y después se las venden a los inmigrantes junto a las entradas de los edificios. Se trata de una actividad ilegal porque sólo pueden ofrecer esta representación gestores colegiados.