Publicado: 11.12.2013 17:16 |Actualizado: 11.12.2013 17:16

La segunda noche de huelga en Aserpinto deja un detenido, dos contusionados y coches quemados

Los sindicatos denuncian cargas de la Guardia Civil a las puertas de la nave de la empresa municipal. El paro indefinido contra la privatización cumple a su tercer día.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La huelga de los trabajadores de la empresa municipal de servicios Aserpinto, en la localidad de Pinto (Madrid), cumple este miércoles su tercer día con un seguimiento total, afirman los convocantes, UGT, CCOO y CGT.

La noche del martes,  se registraron incidente en la nave de la empresa que se saldaron con dos empleadas contusionadas y un trabajador detenido. Alrededor de las 23.30 horas de la pasada noche las Unidades de Seguridad Ciudadana de Guardia Civil intervinieron con cargas sobre los piquetes para "garantizar el cumplimiento de los servicios mínimos".

Según fuentes policiales, los agentes encontraron "bastante resistencia" en en lugar y no pudieron "despejar la zona". En ese momento, formaron una barrera y procedieron a empujar a los trabajadores que se habían congregado frente a la puerta, aunque según la versión policial, el uso de la fuerza fue "mínimo" y sólo hubo "caídas fortuitas".

Para el Comité de Empresa de Aserpinto, en cambio, se produjo una "carga policial injustificada" cuando los trabajadores "obstaculizaban la salida de un camión de RSU [residuos sólidos urbanos]". "Han cargado incluso contra la policía municipal que los arropaba y dos mujeres trabajadoras han sido trasladadas en ambulancia con lesiones", han señalado estas fuentes.

Por otro lado, fuentes municipales han confirmado que en la tarde de ayer la Guardia Civil procedió a la detención de un trabajador de la empresa que durante la mañana se había visto implicado en incidentes. El trabajador fue detenido por "desobediencia grave a la autoridad y desórdenes públicos".

Entretanto, la noche se ha saldado con varios incidentes en el municipio. De hecho, han aparecido quemados tres vehículos en polígonos industriales, así como cuatro contenedores de basura.

Los sindicatos convocaron la huelga indefinida el pasado lunes contra la privatización por parte del Ayuntamiento de Pinto, gobernado por la alcaldesa del PP Miriam Rabaneda, de los servicios que presta la misma: recogida de basuras, limpieza viaria y jardinería; adjudicados a la empresa Valoriza, de la constructora Sacyr.