Público
Público

Segunda vez en la liga italiana que se da un 0-7

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El resultado de 0-7 con que el Udinese se impuso hoy al Palermo, en partido de la vigésima séptima jornada de la Serie A (Primera división) italiana de fútbol, es la segunda vez que se da en la historia del máximo campeonato liguero transalpino, si bien no es la victoria más abultada a domicilio.

Hasta ahora, la única oportunidad en que se había registrado un 0-7 en partido de la máxima categoría italiana fue en el Pro Patria-Juventus Turín, el 10 de septiembre de 1950, en la primera jornada.

Anotaron por el Juventus Turín los daneses Karl Age Hansen y Karl Age Praest -dos tantos cada uno-, su compatriota John Hansen, Erne Muccinelli y Giampiero Boniperti.

Cincuenta años y cinco meses después, el 0-7 del Udinese en Palermo ha llevado las firmas del chileno Alexis Alejandro Sánchez Sánchez (m.18, 28, 42, 48) y del italiano Antonio Di Natale (m.10, 41 y 60 -penalti-).

Se trata, además, de la primera vez que un equipo marca siete goles a domicilio desde que en la liga italiana se adoptara el sistema de conceder tres puntos por victoria.

Sin embargo, el 0-7 no es el récord absoluto de máxima diferencia de goles conseguida por un equipo a domicilio. Se han registrado dos victorias por 0-8.

La primera vez que un equipo ganó por 0-8 fue en el partido Venecia-Padova, en noviembre de 1949, en la duodécima jornada liguera.

El segundo 0-8 se produjo en junio de 1955, en el Génova-Milan de la trigésima segunda jornada.

En la historia de la máxima categoría transalpina, la mayor diferencia de goles obtenida por un equipo se registró en un Torino-Alessandria que terminó con un contundente 10-0. Fue en mayo de 1948, en la trigésima segunda jornada.

Era el denominado "Gran Torino", un equipo casi imbatible en aquella época, que llegó a contar con diez jugadores y el meta suplente en el once de un partido de la selección italiana.

Desapareció tristemente el 4 de mayo de 1949, en el trágico accidente del avión (un FIAT G.122 CP) en que viajaba tras disputar un partido amistoso en Lisboa ante el Sporting.

La aeronave se estrelló contra la Basílica de Superga (situada a una decena de kilómetros del aeropuerto turinés) a causa de la niebla. Fallecieron 31 personas, de ellas 18 jugadores.

El mayor número de goles registrado en un partido de la liga italiana data, en cambio, del Milan-Atalanta (9-3) de la tercera jornada del campeonato 1971-72.

En el capítulo de goleadores, los cuatro tantos anotados hoy por el chileno Alexis Sánchez le sitúan en un amplio grupo de jugadores (unos sesenta) que han firmado cuatro dianas en un solo partido.

El récord lo tiene el argentino Enrique Omar Sivori, que logró 6 tantos en un mismo partido cuando jugaba en el Juventus Turín.

El "Cabezón", como era conocido, logró la proeza en el Juventus Turín-Inter de Milán (9-1) disputado en abril de 1961, correspondiente a la sexta jornada liguera. Sólo uno de los seis fue de penalti.

Hay siete jugadores que han conseguido cinco tantos en un solo partido liguero en Italia. Entre ellos, el argentino Antonio Valentín Angelillo, que los marcó en el Inter de Milán-Spal (8-0) de la temporada 1958-59.