Público
Público

Segundo asalto sindical a la reforma laboral

CCOO y UGT presentan una iniciativa ciudadana para revertir el sentido de la reforma laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Exactamente un año después de que el Consejo de Ministros aprobara la reforma laboral, los dos principales sindicatos, CCOO y UGT, presentaron ante la Junta Electoral del Congreso una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para revertir la norma.

En tres meses, los sindicatos han recogido 1.058.752 firmas, el doble de las que se exige para que el Congreso pueda admitir en consideración una de estas iniciativas.Desafortunadamente, las ILP apenas han tenido éxito en su trámite parlamentario a nivel estatal. La Ley veta muchas materias que pueden abordar este tipo de iniciativas. Ahora, la Cámara Baja debe estudiar el texto que trata de enmendar capítulos de la reforma laboral, como la facilidad para despedir con 20 días.

Los dos líderes sindicales, Ignacio Fernández Toxo, por CCOO y Cándido Méndez, por UGT, llevaron las 138 cajas que contenían las firmas hasta las puertas del Congreso. A la entrada de la Carrera de San Jerónimo se quedaron centeneres de delegados sindicales que habían acompañado las cajas en una simbólica marcha. Sin embargo, y habida cuenta de los últimos acontecimientos frente a las Cortes, la Policía Nacional tomó la decisión de no dejar pasar a ningún ciudadano que portara pancartas o enseñas identificativas de alguno de los sindicatos. Era significativo el nivel de presencia de los antidisturbios y la Policía Nacional en una marcha de unos cientos de delegados sindicales que, eso sí, discurrió a escasos metros de la Puerta del Sol.

Precisamente, la tensión del 15-M y los incidentes del Parlament, fueron el telón de fondo de las intervenciones de Toxo y Méndez. Ambos líderes sindicales hicieron un fuerte hincapié en hacer valer sus organizaciones como 'legítimas' para representar los trabajadores y en los instrumentos utilizados hasta ahora, como la huelga general y la ILP. Ambos líderes saludaron efusivamente al coordinador general de IU, Cayo Lara, presente en el acto, y le acogieron como parte de la lucha obrera.