Público
Público

La Seguridad Social acabará el 2010 con un superávit de 4.000 millones

Supone el doble de lo previsto gracias al "ahorro y austeridad" en gastos de personal y financieros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, ha anunciado este viernes que este organismo terminará 2010 con un superávit de 4.000 millones de euros, equivalentes al 0,4% del PIB, lo que supone duplicar el 0,2% inicialmente previsto.

En la presentación de los presupuestos de la Seguridad Social para 2011, Granado explicó que la liquidación de los tres primeros trimestres, en los que los gastos se han recortado y los ingresos han sido superiores a los presupuestados, permiten vislumbrar el mejor resultado para el conjunto del año. 'En un año de tanta perturbación económica, sin duda es una buena noticia para los trabajadores y los pensionistas españoles', añadió.

Según Granado, las sucesivas medidas de ahorro implementadas a lo largo de este año, unidas a la política de austeridad 'que la casa lleva practicando desde 2004', han derivado en 'un notable ahorro' en gastos de personal y de bienes corrientes y servicios, así como en gastos financieros.

También destacó que se ha gastado menos en la prestación de servicios con terceros agentes (mutuas), gracias a la mejora de la colaboración, y en incapacidad temporal, fruto de la mayor eficacia de los controles.

En 2011, la Seguridad Social logrará también un superávit del 0,4% del PIB, equivalente a 4.579 millones de euros, gracias a la austeridad en el gasto corriente.

Granado subrayó que un tercio de ese ahorro financiará el incremento del gasto en pensiones contributivas, que crece un 3,95%, 3.769,2 millones más que en 2010, debido a que las pensiones contributivas con complemento a mínimos aumentarán el 1%.

El gasto en personal disminuye el 4,21% y el destinado a bienes corrientes y servicios se recorta el 14,48%, en tanto que en prestaciones por incapacidad temporal se gastará un 4,94% menos que un año antes.

Entre las modificaciones normativas señaló la obligación para los titulares de empresas con más de 50 trabajadores de cotizar por bases más altas, ya que 'no parece razonable' que un empresario que tenga 50 trabajadores cotizando por la base máxima pueda cotizar por la base mínima, situación que -según dijo- no se da en otros países.

Por otra parte, los trabajadores autónomos que deseen voluntariamente mejorar las bases de cotización deberán hacerlo a los 45 años en lugar de a los 50 años como hasta ahora.
Además se prohíben las indemnizaciones por encima de los límites legales al personal de las mutuas, se establece un criterio de homogeneidad en las retribuciones del personal directivo de las mutuas y se establece que quienes colaboren en el levantamiento de bienes embargados serán responsables solidariamente.

Para Granado, todas estas medidas permitirán consolidar las cuentas del sistema y contar con los ingresos necesarios 'para seguir siendo garantía de bienestar para las capas más vulnerables de la sociedad'.