Público
Público

La Seguridad Social no aplaza las deudas de Air Comet

La aerolínea del presidente de la patronal ya había dejado de pagar cuotas en 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Pago puntualmente a Hacienda'. Con estas palabras el presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, se defendía hace días en el programa Tengo una pregunta de TVE de las acusaciones de impagos a la Agencia Tributaria. Lo que no dijo a los espectadores es que sí es un moroso habitual de la Seguridad Social a la que debe cuotas al menos desde 2007, lo que ha impedido a la Administración concederle un aplazamiento de las deudas.

Air Comet, la aerolínea del entramado empresarial de Díaz Ferrán, debe cerca de 16 millones de euros en cuotas de las cotizaciones. El problema viene de atrás, antes incluso de que se desatara la crisis, ya que según sus últimas cuentas (del ejercicio fiscal que acabó en febrero de 2008) debía ya 7,14 millones de euros al organismo. Según explica la compañía, una parte de este montante tenía concedido un aplazamiento oficial, pero otra parte no.

Precisamente ese fue el motivo por el que Air Comet no se pudo acoger al plan especial de aplazamiento de cuotas para las aerolíneas que el Gobierno puso en marcha el 22 de octubre de 2008. Uno de los requisitos de este programa especial, que permitía diferir por adelantado el abono de las cuotas empresariales durante nueve meses, era estar 'al corriente' en el cumplimiento de las obligaciones con la Seguridad Social. Algo que la aerolínea no cumplía.

Air Comet no logró la financiación necesaria para estar al corriente de los pagos

Fuentes conocedoras del proceso aseguran que otras aerolíneas se encontraban en aquel momento en la misma situación, es decir, tenían cargas previas, pero consiguieron a tiempo los créditos necesarios para poner el contador a cero con la Seguridad Social.

Por el contrario, Air Comet no logró la financiación necesaria para estar al corriente de los pagos y sus problemas con la Seguridad Social se han vuelto desde entonces recurrentes. Las mismas fuentes creen que la ausencia de una entidad dispuesta a conceder un crédito a la compañía en un momento tan delicado fue significativa.

Además, otra de las empresas del grupo, Newco, que se dedica a prestar servicios a las aerolíneas lo que se conoce como handling, también tiene una deuda reconocida con la Seguridad Social de al menos 4,6 millones de euros. Esta compañía solicitó el pasado marzo un aplazamiento de tal deuda, pero hasta ahora la empresa no ha conseguido la autorización, como recuerda a este organismo en una carta reciente y que forma parte de la documentación de un contencioso que tiene abierto con Aerolíneas Argentinas.

Las dos empresas están aún pendientes de presentar planes de viabilidad

Aunque la Seguridad Social se pone como plazo resolver estas peticiones en tres meses, las dos empresas están aún pendientes de presentar planes de viabilidad y otras garantías que les permitan recibir el visto bueno de la Administración para diferir los pagos.

Según fuentes conocedoras de la operación, Air Comet está esperando recibir la parte que le corresponde de la línea especial de crédito que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) va a abrir para las aerolíneas. El programa del ICO fue aprobado hace dos semanas por el Consejo de Ministros pero aún está pendiente de la firma de un convenio entre el Ministerio de Fomento y el Instituto de Crédito, lo que está retrasando el saneamiento de la aerolínea. La Seguridad Social parece dispuesta a aguantar hasta que la compañía eche cuentas tras recibir el salvavidas y presente un plan de pagos.

Después de salvar este trámite, la empresa debe todavía presentar un aval o garantías suficientes para respaldar la deuda aplazada. Según sus cuentas, parte de la deuda previa aplazada en 2007 estaba ya garantizada con el inmueble de la sociedad, por lo que tendrá que poner otros activos como prenda.

Air Comet no ha pagado las últimas cinco nóminas de sus trabajadores, alrededor de siete millones de euros.

La aerolínea no ha cobrado15 millones de euros por el embargo al que le ha sometido la Justicia al no pagar el alquiler de dos aviones a dos empresas estadounidenses.

Sin cobertura de accidentes
Seguros Mercurio necesita una inyección de nueve millones de euros para cumplir los criterios del regulador del sector.