Público
Público

La Seguridad Social pone fin a 13 años de superávit

La afiliación al sistema de previsión cayó un 2% el año pasado y lleva cinco meses a la baja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vuelta a 1998, el último ejercicio en el que la Seguridad Social registró números rojos. A diferencia de años anteriores, el sistema español de previsión no arrojará un saldo positivo en 2011, según dijo ayer el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos.

Se confirman así los temores que se apuntaban desde que se conoció el dato de superávit de noviembre (un 41,8% inferior al de un año antes) y tras el anuncio de Mariano Rajoy de subir un 1% las pensiones este año, una medida que ha tenido un coste de 968,47 millones para el sistema de previsión, que sirve para satisfacer el pago de las pensiones de jubilación, las prestaciones por desempleo y las bajas por enfermedad laboral.

Hasta noviembre, el saldo positivo equivalía al 0,6% del PIB

Hasta noviembre, último dato disponible, las cuentas de la Seguridad Social registraron un superávit de 6.457 millones de euros, equivalente al 0,60 % del PIB, frente a los 11.100 millones de noviembre de 2010.

Pese a no conocer aún la cifra de ingresos al cierre del ejercicio pasado, Burgos dijo ayer que habrá que valorar 'el déficit' a final de año. La previsión del anterior Gobierno socialista apuntaba a un ligero superávit de la Seguridad Social de en torno al 0,4% del PIB a cierre de 2011.

Los datos de paro tampoco ayudan: el año pasado, las afiliaciones al sistema de previsión cayeron un 2%, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, tras registrar en diciembre 18.609 cotizantes menos, el quinto descenso mensual consecutivo.

El anterior Ejecutivo preveía un superávit del 0,4% al cierre del año

La media de afiliados al sistema en 2011 se ha quedado en 17,4 millones, la cifra más baja desde 2004 y muy lejos del récord de 19,2 millones registrado en 2007, cuando todavía no había crisis.

'Asistimos en la segunda mitad del año a una pérdida de afiliación especialmente acentuada, que ha supuesto un gran impacto en los datos globales de 2011', dijo ayer Burgos, que lamentó el 'significativo' deterioro sufrido por las cuentas de la Seguridad Social.

La media de afiliados es la más baja desde el año 2004

El más afectado en esa sangría fue el Régimen General, el más numeroso del sistema, que ha perdido 343.445 ocupados en el último año. Tras él se sitúa el de trabajadores autónomos, que registró 32.579 afiliados menos el ejercicio pasado. No obstante, el sector más perjudicado ha sido, una vez más, la construcción, que registró un 19% menos de cotizantes a causa del reventón inmobiliario. El año pasado, sólo se registraron avances en la afiliación de dos regímenes: el agrario (un 2,1%) y el de emplea-dos del hogar (1,6%).