Público
Público

La SEIMC pide a los médicos un mayor índice de sospecha del VIH

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) pide a los profesionales sanitarios un mayor índice de sospecha de infección por VIH, especialmente en personas con prácticas de riesgo no seguras.

La SEIMC recuerda, con motivo de la celebración mañana lunes del Día Mundial contra el Sida, que en el 38,2 por ciento de los pacientes el VIH es detectado demasiado tarde, cuando su sistema inmunológico está muy debilitado, una circunstancia que se acrecienta en los heterosexuales hasta el 43,3% y en los mayores de 55 años al 61,3%.

Por ello recomienda también que todos aquellos que hayan tenido una práctica de riesgo se hagan la prueba del VIH.

El 72% de los contagios en España se producen por transmisión sexual y se ha registrado un crecimiento significativo entre los inmigrantes, que suponen el 27% de los nuevos infectados.

Entre los hombres, el 48% de los contagios corresponden a transmisión homosexual o bisexual y el 24% heterosexual, mientras que en las mujeres el 74% se debe a transmisión heterosexual.

Los hombres heterosexuales con una infección reciente son los que ingresan con más edad y con un estado de salud más delicado; tienen un nivel educativo bajo y casi un 30% provienen de fuera de España.

Los homosexuales o bisexuales son mayoritariamente españoles o latinoamericanos; cuentan con un nivel educativo más elevado que en otras categorías de transmisión y su situación clínica es mejor, con menor proporción de casos de Sida en el momento del diagnóstico.

Las mujeres heterosexuales presentan una buena situación clínica, son más jóvenes cuando se les detecta la enfermedad y entre ellas es mayor la proporción de inmigrantes.

El especialista de la Unidad de Enfermedades Infecciosas/VIH del Hospital Universitario Gregorio Marañón, Juan Carlos López Bernaldo de Quirós, asegura que existe "una relajación preocupante, que afecta a la generación que no vivió los años duros del sida".