Público
Público

Seis ciudades y un destino, convertirse en Capital Europea de la Cultura 2016

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las seis ciudades aspirantes a Capital Europea de la Cultura en 2016 -Burgos, Córdoba, Las Palmas, San Sebastián, Segovia y Zaragoza- cogen aire para recibir el veredicto del jurado el próximo 28 de junio, una designación que además de beneficios culturales, traerá ventajas económicas y promoción internacional.

Los nervios y el traspaso de poderes tras las elecciones del 22 de mayo en algunas de las ciudades aspirantes han marcado la recta final de un proceso de selección que ha sido largo y que ha dejado en el camino a otras candidatas como Cáceres, Santander, Alcalá de Henares o Málaga.

Cuando se plantearon las fechas del proceso de selección, los representantes de las ciudades aspirantes ya alertaron de la proximidad entre el veredicto y las elecciones municipales y autonómicas de 2011, ha explicado a EFE la coordinadora de la Oficina San Sebastián 2016, Eva Salaberria.

Atestigua que en la capital donostiarra los cambios se están resolviendo con "flexibilidad y de forma normalizada", después de que Bildu expresara su respaldo y compromiso con la candidatura de San Sebastián 2016.

Además de San Sebastián, Córdoba, Las Palmas y Burgos han visto cómo se producía un cambio en la alcaldía a poco más de dos semanas de la decisión final del jurado, aunque en Burgos no ha variado el color político.

BURGOS: "R-EVOLUCIÓN"

El que ha sido alcalde de Burgos hasta hace una semana y continúa siendo presidente de honor de la Fundación Burgos 2016, Juan Carlos Aparicio, ha indicado a Efe que el equipo y la ciudad afrontan la recta final con ilusión y la tranquilidad de tener "los deberes hechos".

Una ciudad que ha invertido más de 250 millones de euros en los últimos ocho años en recursos culturales, como el Complejo de la Evolución Humana, "debía presentarse a una oportunidad como esta", afirma Aparicio.

Bajo el lema "R-evolución", Burgos presenta un proyecto estructurado en tres fases: Re-descubrir, que abarcaría desde el presente año 2011 hasta el 2015; Re-inventar, que se desarrollaría durante el año de la capitalidad, es decir en 2016; y Re-editar, que se llevaría a cabo del año 2017 en adelante.

La ciudad como cuna del castellano, reflexionar sobre el patrimonio de la ciudad o explorar los espacios públicos son algunos de los aspectos que centran un proyecto "original" y "honesto", según Aparicio, que permite pensar que Burgos tiene posibilidades reales de convertirse en Capital Europea de la Cultura 2016.

"CÓRDOBA EN CLAVE 16"

La única ciudad andaluza que consiguió superar la última criba y situarse como finalista se presenta con una candidatura que "mira al futuro pero que conserva la esencia y la herencia cultural de la ciudad", cuenta a EFE la gerente de la Fundación Córdoba 2016, Carlota Álvarez.

Lo hace con el objetivo de resaltar la interculturalidad, la pluralidad y la participación ciudadana que hacen de Córdoba un icono de la cultura del diálogo entre civilizaciones.

"Paradigma de Córdoba", "Euroconectores: celebrando la diversidad" y "La ciudad y los días" son los tres ejes de actuación que estructuran el proyecto y que quieren ejemplificar el entendimiento que identifica a la ciudad.

Además de mejorar la oferta cultural, la capitalidad mejorará la economía y el turismo y ahondará en el "sentimiento de pertenencia y orgullo ciudadano" de los cordobeses, asegura Álvarez.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA: UNA LUZ EN EL OCÉANO

"Satisfechos con el trabajo hecho", así se muestra el coordinador de la oficina de la capitalidad cultural de Gran Canaria, Jorge Betancourt, quien explica a EFE que el proyecto está basado en el desarrollo, la innovación, la creatividad, la educación y la cooperación internacional.

El Parque de las Creaciones será a partir de septiembre una realidad que acogerá, en lo que antiguamente fue un cuartel militar, doscientos mil metros cuadrados de instalaciones para que los artistas puedan desarrollar todas las fases de creación, desde la preproducción, hasta la exhibición.

El proyecto de Las Palmas también tiene en cuenta su condición insular, lo que le ha llevado a desarrollar iniciativas que engloban a la práctica totalidad de las islas.

Además, el próximo 28 de junio acudirán a defender la candidatura en Madrid tanto el alcalde saliente, Jerónimo Saavedra, como el entrante, Juan José Cardona, en un "ejemplo de responsabilidad" que "demuestra la importancia de la capitalidad cultural para la ciudad".

SAN SEBASTIÁN 2016: "PAZ Y CONVIVENCIA"

Desde San Sebastián, Eva Salaberría, recuerda que la ciudad donostiarra "quiere ofrecer un espacio y un tiempo en el que poder explorar cómo la cultura y la educación pueden contribuir a la construcción de una Europa diversa, plural y en paz".

Los programas que engloba el proyecto buscan "contribuir al trabajo entre diferentes, y que desde esa diversidad, a través de la educación y la cultura, se gestionen los conflictos", precisa.

Aspectos como la participación ciudadana, el papel del arte, la ciencia, la tecnología y la cultura completan la oferta presentada por la ciudad, cuyo proyecto ha nacido con "vocación de continuidad".

Tanto la ciudad como el equipo están pendientes de lo que ocurra el 28 de junio, cuando, antes de conocer el veredicto, las ciudades, darán respuesta a las últimas dudas que puedan surgir entre los miembros del jurado.

ZARAGOZA: "EUROPA, UTOPÍA/ EUROPE, UTOPIA"

En la capital aragonesa, el director de la candidatura, César Falo, afirma a EFE que la propuesta que presentan es "muy europea" porque "Zaragoza piensa más en Europa que en ella misma", pues ser capital europea de la cultura significa, a su juicio, representar durante un año y el periodo previo lo que sería la cultura europea.

Además, opina que ante los retrocesos que se están produciendo en el seno de la Unión Europea, como el cuestionamiento del espacio de Schengen, es necesario poner en marcha una "herramienta emocional que permita conseguir los logros deseados" como el proyecto que presenta Zaragoza, bajo el título "Europa, Utopía/ Europe, Utopia".

Reflexión, educación, participación, accesibilidad o creatividad son algunos de los valores de Zaragoza 2016, que, según su director, ha mantenido la "coherencia" en cuanto a forma y contenidos desde el principio.

A su juicio, lo que es bueno para la candidatura es bueno para la ciudad y por eso certifica que todos los proyectos se llevarán a cabo, con capitalidad o sin ella.

"SIN SEGOVIA NO LUNA"

Nuria Preciado es la directora gerente de la oficina Segovia 2016 y asegura a EFE que la candidatura, que lleva por lema "Sin Segovia no luna", ya ha puesto en marcha actividades participativas, como el Banco de Ideas, que permite descubrir grandes vistas de la ciudad gracias a las fotos que los ciudadanos cuelgan en la red.

Preciado recalca que Segovia seguirá adelante con los proyectos previstos por la candidatura, pues se ha tenido en cuenta que sean "asumibles y adecuados" para la ciudad, aunque lógicamente se desarrollarán en diferente medida.

La capitalidad supone un cambio dentro de la propia identidad y de su ser, pero no constituye un cambio drástico: "valoramos mucho la ciudad que tenemos y la capitalidad puede potenciar fortalezas y ayudarnos a vencer nuestras debilidades, que son las de cualquier otra ciudad pequeña".

La evolución, la historia, la paz o la multiculturalidad son algunos de los temas que abordan en sus proyectos las ciudades candidatas, que en todos los casos destacan por la alta participación y el apoyo ciudadano y por centrar su atención en que la cultura sea un eje central en el futuro de la ciudad. Asela Viar