Publicado: 16.12.2013 19:59 |Actualizado: 16.12.2013 19:59

Seis grupos presentan ofertas por Novagalicia, tras recibir 9.000 millones de fondos públicos

Los tres grandes bancos españoles optan para hacerse con la entidad gallega. El Frob seleccionará ahora las tres mejores ofertas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha recibido seis ofertas vinculantes para la compra del 88,33% del capital de Novagalicia Banco (NCG). Entre ellas, según fuentes financieras, están las tres mayores entidades financieras,  Santander, BBVA, CaixaBank, el banco venezolano Banesco  (que controla Banco Etcheverría) y los fondos de inversión Guggenheim, JC Flowers (éste ha hecho con una oferta conjunta con Oak Tree), Wilbuir Ross y Anchorage.

Ahora, el organismo que preside Fernando Restoy  estudiará las ofertas vinculantes recibidas y, siempre que la mejor valorada no supere en 200 millones de euros y sea un 50% mejor que la segunda mejora valorada, abrirá una segunda fase. En esta segunda fase del proceso de subasta se solicitará a las tres entidades que hayan presentado las mejores ofertas que planteen su oferta definitiva. Para realizar dicha oferta, se tomará como referencia el perímetro de la oferta que haya resultado ganadora en la primera fase.

Novagalicia, que ha recibido 9.052 millones de fondos públicos y ha necesitado 802 millones del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), cuenta con una clientela relativamente fiel a pesar de los vaivenes de la entidad, y una multimillonaria partida en créditos fiscales que hace más fácil su compra.

Varias fuentes financieras consideran que la banca española parte con ventaja en esta puja respecto a posibles fondos internacionales interesados en la entidad nacionalizada ante la posibilidad de poder aprovecharse de mayores ventajas fiscales de NCG Banco en un futuro. A los 2.341 millones de euros de créditos fiscales reconocidos de NCG Banco que podría aprovechar cualquier entidad interesada, la banca española con mayor capacidad de beneficios podría activar otra parte adicional de los  créditos fiscales latentes en la gallega.

Concretamente, el pasado jueves, el FROB comunicó a todos los interesadas que el grupo gallego contaba con 2.350 millones en activos fiscales diferidos (DTA por sus siglas en inglés) que cualquier ganador, tanto banco como fondo, podrá computar como capital. Esto se explica porque el Estado garantiza al comprador que podrá compensar ese monto en un plazo de hasta 18 años con los beneficios que vaya generando o, de lo contrario, recibirá deuda pública.

Además de venderse NCG Banco en su conjunto, los posibles interesados también podían pujar por una cartera de créditos fallidos de NCG por importe de unos 3.100 millones, a la que podrían concurrir otros posibles ofertes no dispuestos o capacitados a comprar el conjunto de la entidad gallega.

El pasado 19 de noviembre el FROB decidió iniciar formalmente la apertura del proceso de subasta de NCG Banco y fijó en el 16 de diciembre la fecha tope de presentación de ofertas vinculantes de las entidades y fondos interesados. La subasta del banco, actualmente controlado mayoritariamente por el Estado (el 63% está en manos del fondo estatal), arrancó a principios de octubre, cuando se abrió para los interesados el data room virtual con la información de la entidad tras el análisis realizado por BNP Paribas.

Diversas fuentes han señalado que el Gobierno se podría ver obligado a conceder ayudas adicionales al comprador contra futuras pérdidas de NCG, que tiene activos por casi 57.000 millones de euros.

El fondo estatal evaluará los aspectos económicos para elegir la oferta ganadora, aunque no tendrá en cuenta que se renuncie al uso de parte de esos créditos fiscales. Tampoco tendrá en cuenta para la decisión que se mantenga el empleo, un punto que ha llevado a tres sindicatos de Novagalicia (UGT, CIG y ASCA) a convocar protestas para este jueves y para el sábado, en las que reclamarán que se conserven los puestos de trabajo.