Público
Público

Los seis indicios que convierten a L. B. en Luis Bárcenas

El auto de Garzón abunda en datos sobre la presunta implicación del tesorero de PP en la trama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Niego categóricamente que las referencias que bajo las siglas 'L.B.' se mencionan en el auto de 31 de marzo pasado, dictado por el Juzgado Central de Instrucción nº 5, tengan algo que ver con mi persona'. Se trata de uno de los párrafos del último comunicado difundido por el tesorero del PP, Luis Bárcenas, después de la resolución del juez Garzón en la que se le acusaba de haber recibido de la trama corrupta de Francisco Correa 1,3 millones de euros en sobornos. El auto concluía que el también senador por Cantabria ha sido identificado como la persona que se encuentra detrás de las siglas 'L.B'. El auto de Garzón revela que el informe policial de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) pone de manifiesto, 'sin género de dudas', que tras esas dos letras se esconde el hombre designado en junio de 2008 por Mariano Rajoy para gestionar las finanzas del partido. Son seis los indicios que permiten al juez Garzón llegar a esta conclusión.

El primero de los argumentos se refiere, según el auto, al 'análisis' de las grabaciones efectuadas por el denunciante del caso. En estas cintas, el propio Francisco Correa, supuesto cabecilla de la trama, reconoce que cobraba las comisiones por obras y adjudicaciones y se las entregaba a Luis Bárcenas.

En el auto se señala, además, que 'el Sr. Correa habría reconocido, en las grabaciones aportadas por el Sr. Peña [ex concejal de Majadahonda y ex militante del PP], que hizo entrega de dinero a Luis Bárcenas en Génova [sede nacional del PP] y en su casa en efectivo de obras o adjudicaciones'. También se aporta que este dinero fue enviado a un paraíso fiscal. No obstante, Garzón señala que este último es un extremo que aún está 'pendiente de investigación'.

Para concluir que 'en la investigación desarrollada hasta la fecha no aparece persona alguna diferente a D. Luis Bárcenas Gutiérrez, cuyas iniciales sean L. B. y que se encuentre relacionada con los demás miembros de la organización', el auto también se apoya en la declaración judicial de la imputada Felisa Isabel Jordán Goncet. Ésta señaló al tesorero del PP 'como la persona dentro del partido que les daba trabajo para las empresas de eventos', según recoge Garzón.

Isabel Jordán, que ocupó un puesto relevante en la trama corrupta, reconoció en su comparecencia la vinculación entre Francisco Correa y el tesorero. Así, admitió haber participado en una reunión en la que estaba presente Correa y otros dos imputados en la que se habló del senador conservador, 'del dinero que le habían dado y que no les estaba dando trabajo y que les había cortado el flujo de trabajo que tenían y, aunque no hablaron de cantidades, sí lo hicieron de entregas de dinero', reza el auto.

En este sentido, el magistrado afirma que llegó un momento en el que se enfrió la relación de colaboración entre Bárcenas y los imputados. A partir de ahí, éstos se refieren al responsable de las finanzas del PP bajo la denominación de Luis 'el cabrón'.

Según el informe policial citado por el juez Baltasar Garzón, en la contabilidad B de la trama, que se llevaba en un piso del número 40 de la madrileña calle Serrano, el senador por Cantabria disponía de un archivo personal con apuntes contables encabezado bajo el título 'Detalles entregas L. B'. Dicho piso estaba 'bajo la responsabilidad máxima' de Correa y Pablo Crespo.

La resolución judicial menciona la citada cuenta, en la que se incluyen cuatro apuntes relacionados con el concepto 'Cobro Elecciones Gallegas' a favor de una persona a la que se nombra de distintas formas: 'L. Bárcenas', 'L. Barc' o 'L. B.'. Se habla de tres entregas por un valor total de 131.570 euros

En su declaración ante el juez, el presunto contable de la organización, José Luis Izquierdo, señaló que en la época en la que Correa visitaba 'con asiduidad' la sede nacional del PP, pudo ver el nombre del tesorero en la lista de regalos para Navidad que el supuesto cabecilla tenía en la joyería Serrano.

Domingo Magariños ha relatado que en su etapa como chófer de Correa había acudido en alguna ocasión a la sede nacional del PP a ver a Luis Bárcenas.

En su declaración, revela que el tesorero le extendía cheques, 'cree que a nombre de Special Events pero siempre de pequeño importe 1.800 o 2.000 y pico, nunca grandes cantidades'. Estos cheques eran trasladados por el conductor a Izquierdo, el supuesto contable. La citada empresa pertenece al entramado de Correa.