Público
Público

Seis meses de cárcel a un conductor que circuló a 200 kilómetros por hora y se dio a la fuga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Audiencia de Cantabria ha confirmado la pena de seis meses de prisión que un juzgado de lo Penal impuso a un conductor que ignoró a la Guardia Civil y se dio a la fuga tras ser sorprendido mientras circulaba por la autopista con acelerones y a gran velocidad, de 200 kilómetros por hora en algunos puntos.

Según se indica en la sentencia, los hechos ocurrieron el pasado 15 de junio, cuando el acusado, Julio I.C., fue sorprendido por la Guardia Civil mientras se incorporaba con su vehículo, a gran velocidad y con acelerones bruscos, a la A-67 en la zona de Mompía (Santa Cruz de Bezana).

La Guardia Civil, al observarlo, colocó dispositivos de señales óticas y acústicas y fue detrás de este conductor, que, al darse cuenta de que lo seguían, emprendió una fuga atropellada por la autopista.

En su huida, el acusado realizó quiebros y maniobras en zig-zag para adelantar tanto por la derecha como por la izquierda, lo que obligó a otros conductores a dar frenazos y orillarse en la calzada.

La Guardia Civil llegó a situarse en paralelo al vehículo de Julio I.C., que, no obstante, aceleró a la altura del hospital de Mompía y, en una rotonda, quedó fuera de la vista de los agentes.

Otras patrullas desplazadas en distintos puntos de la autovía y a la altura de las localidades de Torrelavega y San Vicente informaron de que el acusado conducía de la misma forma y a una velocidad excesiva, de unos 200 kilómetros por hora.

La sentencia añade que Julio I.C. hizo caso omiso a las órdenes de parar que le formularon estas patrullas.

Por estos hechos, el Juzgado de lo Penal condenó a Julio I.C. por un delito de resistencia a la autoridad y por otro de conducción temeraria.

Por el primero de estos delitos el Juzgado impuso al acusado seis meses de prisión, y por el segundo le retiró el derecho a conducir vehículos por un periodo de tres años.