Público
Público

Seis meses de lactancia exclusiva es lo mejor para los bebés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Rachael Myers Lowe

Los bebés son menos propensos adesarrollar una infección respiratoria o gastrointestinal sireciben lactancia exclusiva durante por lo menos seis meses, deacuerdo a un estudio holandés.

Ese hallazgo, publicado en Pediatrics, respalda larecomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y "lasestrategias de salud pública en los países industrializados quepromueven los seis meses de lactancia exclusiva", concluyeron losautores.

El equipo de la doctora Henriëtte A. Moll, del Centro MédicoErasmus, en Rotterdam, analizó datos de la salud de 4.100 bebésnacidos en aquella ciudad entre el 2002 y el 2006.

Los investigadores analizaron si los niños fueron amamantadosy hasta qué edad, si recibieron otro tipo de alimento y hasta quéedad y si fueron tratados por infecciones comunes como resfríosgraves, problemas en el oído o garganta, neumonía, bronquitis ogripe estomacal.

En los primeros seis meses de vida, casi la mitad de losbebés tuvieron una infección del tracto respiratorio y casi el 8por ciento una infección gastrointestinal. Entre los siete mesesy el año, el 37 por ciento sufrió un problema respiratorio y el 9por ciento, uno estomacal.

"Observamos efectos protectores de la lactancia ante lasenfermedades infecciosas en los primeros seis meses de vida",escribió el equipo. "La lactancia exclusiva hasta los seis mesestendió a ser más protectora que cuando había sido hasta loscuatro meses de edad", agregó.

En los primeros seis meses, la lactancia redujo dos terciosel riesgo de sufrir infecciones respiratorias, mientras que esadisminución fue de apenas un tercio o la mitad cuando elamamantamiento duró cuatro meses. La reducción no fue tan fuerteen la segunda mitad del primer año de vida.

El efecto protector de la lactancia exclusiva durante cuatroo seis meses ante infecciones gastrointestinales fue menospronunciado, sobre todo en la segunda mitad del primer año.

El estudio incluyó datos de una gran población infantil, porlo cual los investigadores pudieron controlar factores que puedeninfluir en las tasas de infección, como antecedentes familiaresde asma, alergias a los ácaros y humo de cigarrillo en el hogar.

La lactancia está creciendo desde 1993 en Estados Unidos; elsalto más pronunciado se dio recientemente en las mujeresafroamericanas.

Según los Centros para el Control y la Prevención deEnfermedades, el 77 por ciento de los bebés nacidos en el 2005 yel 2006 recibieron lactancia exclusiva en algún momento, adiferencia del 60 por ciento en 1993.

La lactancia cae cuando la mujer regresa al trabajo, algoque, según Moll, debe resolverse "llevando los resultados delestudio a la práctica".

La especialista está a favor de extender la licencia pormaternidad de cuatro a seis meses después del parto y de crear"instalaciones adecuadas para que la mujer que trabaja continúela lactancia". Si eso no se logra, se podría promover el uso debombas de extracción de la leche materna.

FUENTE: Pediatrics, julio del 2010.