Público
Público

Seis personas muertas y veintisiete heridas en varios atentados en Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos seis personas, entre ellas cuatro soldados, murieron hoy y otras 27 resultaron heridas en varios ataques perpetrados en distintos puntos de Irak, informó hoy una fuente del Ministerio del Interior.

La fuente explicó a Efe que un suicida hizo explotar un camión-bomba contra la sede del Ejército iraquí en la zona de Al Sharqat, en el norte de la ciudad de Tikrit, capital de la provincia de Salahedín, al norte de Bagdad.

Este atentado causó la muerte de tres soldados y heridas a otros once, añadió la fuente, que no descarta que aumente la cifra final de víctimas.

Por otro lado, un policía murió y un oficial resultó herido al estallar una bomba lapa colocada en un vehículo que se acercaba a un puesto de control de la policía iraquí en el este de Faluya, 50 kilómetros al oeste de la capital.

La explosión causó, además, heridas de distinta gravedad a los cuatro ocupantes del vehículo, que fueron trasladados al hospital.

En otro ataque perpetrado en Faluya, murió un soldado y siete personas resultaron heridas, entre ellas cinco militares, por el estallido de un artefacto explosivo situado al borde de la carretera al paso de una patrulla del Ejército.

Además, al sur de la ciudad de Mosul, capital de Nínive, el general de la Policía Daham Al Gaburi resultó herido en un intento de asesinato con artefacto explosivo perpetrado contra su comitiva.

Uno de los guardaespaldas de Al Gaburi falleció en el ataque, en el que sufrieron heridas al general y otros tres de sus hombres.

Anoche, la explosión de una bomba lapa colocada en el vehículo del jeque Ihsan al Raui, miembro del Consejo de Fetuas (dictamen religioso) de Faluya, causó la muerte del jeque y heridas graves a dos personas que le acompañaban a la salida del rezo.

Por otro lado, las fuerzas de seguridad llevaron a cabo una redada en la provincia de Diyala, durante la que detuvieron a 22 personas y confiscaron una decena de artefactos explosivos que se encontraban en una casa abandonada.

En la última semana, Irak ha vivido un repunte de la violencia que coincide con los preparativos del Ejército de EEUU para reducir su número de soldados de 140.000 a 50.000 en cumplimiento con el pacto de seguridad firmado entre Washington y Bagdad en 2008.