Público
Público

El seleccionador español de Balonmano dice que "el equipo merece marcharse del Europeo con una medalla"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El seleccionador español Valero Rivera aseguró que no sería justo que el conjunto español se marchase del Europeo de Serbia sin una medalla, aunque reconoció que no será nada fácil arrebatar mañana a Croacia el bronce, ya que el varapalo de la semifinal ha sido muy duro para el equipo español.

"No sería justa que nos fuéramos de aquí sin una medalla, tal y como hemos jugado en este Europeo, y quizá por eso, porque estábamos muy ilusionados con jugar esa final, es todavía más difícil asimilarlo", señaló Rivera.

En este sentido, el preparador español aseguró que la situación es totalmente distinta al pasado año, cuando España tras perder la semifinal mundialista ante Dinamarca supo reaccionar a la perfección y acabó colgándose la medalla de bronce el Campeonato del Mundo de Suecia.

"El año pasado lo hicimos, pero quizá ahora las connotaciones son otras, tal vez ahora hemos jugado mejor que el año pasado, hemos llegado mejor a semifinales y eso lo hace todo un poco diferente, porque insisto estábamos muy ilusionados con la posibilidad de jugar la final", añadió el técnico español.

Valero Rivera advirtió de la dificultades que entrañará derrotar por segunda vez en una semana a un rival como Croacia, que cuenta con jugadores "muy acostumbrados a jugar este tipo de partidos".

"Ganar dos veces a un equipo grande en tan poco tiempo no es fácil, por lo que hubiera preferido medirme con un equipo con el que no hubiéramos jugado ya, pero ganará el equipo que tenga más hambre, y en ese aspecto creo que nosotros tenemos la necesidad de seguir ganado, porque no sería justo que nos fuéramos de aquí sin medalla", indicó Rivera.

No obstante, el seleccionador español quiso destacar, se consiga mañana el bronce o no, el papel del conjunto español en los dos últimos años en los que España ha alcanzado de manera consecutiva las semifinales en un Mundial y en un Europeo.

"Debemos pensar que lo que ha ocurrido aquí es como una piedra en el camino, un camino largo que lleva hasta los Juegos Olímpicos y que empezamos hace tres años de una forma muy cruel, y ahora, sin embargo, estamos en otra situación totalmente distinta y eso creo que hay que valorarlo", concluyó el seleccionador.