Público
Público

La semana "puente" entre 2008 y 2009 constata las dimensiones de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La semana puente entre el 2008, un año malo, y el 2009, que, según se conjetura, va a resultar peor, aportó poco más que la confirmación con cifras de los profundos males que sufre la economía global.

Lo más importante es la esperanza en un impulso económico y que la economía transite a un mundo mejor durante el segundo semestre de este año, aunque nadie garantiza ese alivio, por el que apuestan las medidas fiscales y monetarias adoptadas en diferentes países en los últimos meses del 2008.

El director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Kahn, se pronunció defraudado por cómo se están aplicando en la práctica los acuerdos para hacer frente a la crisis que salieron de la cumbre, en Washington, en noviembre, del Grupo de los 20.

En cuanto a Alemania, la "locomotora europea", se acerca a una crisis de crédito ya que en diciembre los bancos han intensificado la restricción en la concesión al sector empresarial, señala el instituto de investigación económica Ifo.

Por su parte, se supo que la economía de Singapur, el país más próspero del Sudeste Asiático, registrará una contracción del 1 al 2% a causa del impacto de la recesión económica mundial en sus exportaciones.

Corea del Sur registró en el 2008 su primer déficit comercial desde la crisis financiera de 1997, de 13.000 millones de dólares, debido a la recesión económica y el alza de precios de la energía.

En España, país que está ya técnicamente en recesión, su ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, manifestó su convencimiento de que el 2009 será "un buen año", pero el Deutsche Bank le auguró un escenario recesivo, con caídas del Producto Interior Bruto del 2,6% este año. Y el 1% en el 2010.

Este año 2009 puede ser el más difícil en dos décadas para el empleo en el Reino Unido, donde unas 600.000 personas están amenazadas de perder el trabajo y otras verán sus sueldos congelados.

Las grandes empresas japonesas respondieron en una encuesta que ven al país inmerso en una recesión prolongada y se muestran divididas sobre si la crisis continuará hasta la segunda mitad del 2009 o se prolongará hasta el primer semestre del 2010. Son conclusiones semejantes a las que ha llegado el Gobierno de Tokio.

El recorte sin precedentes de 2,2 millones de barriles que puso en práctica la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y las perspectivas de guerra entre Israel y la organización palestina Hamás, que controla la franja de Gaza, presionaron fuertemente el crudo al alza hasta los 47 dólares.

La previsión de los expertos es que el petróleo y las otras materias primas no van a recuperar pronto sus precios e incluso es posible que caigan más.

Las bolsas comenzaron el año con aparente optimismo tras haber visto en 2008 pérdidas cuantiosas sin precedentes, como el 35% de Wall Street, el 41% de São Paulo, el 50% de Buenos Aires, el 24% de México o el 60% de la de Lima.

Ucrania saldó "in extremis" su astronómica deuda con la corporación rusa Gazprom para evitar nuevos cortes del suministro de gas, pero las tensiones no acaban.

La Unión Europea acaba la semana afectada por la nueva "guerra del gas" entre Rusia, que suspendió por desacuerdos comerciales sus suministros a Ucrania, que ha decidido apoderarse de parte del combustible que pasa por su territorio rumbo al este.

En Estados Unidos, la actividad del sector manufacturero se contrajo en diciembre por quinto mes consecutivo a su nivel más bajo desde 1980 en 32,4 puntos. La industria automotriz tuvo el año más desastroso.