Público
Público

Un fin de semana rural en Gijón

Por la tranquilidad del entorno, cerca el mar y de la ciudad, estos alojamientos son ideales para pasar unos días en pareja, en familia o con un grupo de amigos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Casona de Cefontes
A solo 3 kilómetros de Gijón, junto al Jardín Botánico Atlántico y la Universidad Laboral, se encuentra esta antigua casa mariñana, la construcción típica de la zona, dotada de todas las comodidades para ofrecer un reconfortante descanso. Sus 13 habitaciones están decoradas con especial detalle y todo tipo de dotaciones. Para los más activos hay cancha de tenis y bicicletas disponibles para paseos.

Quinta Duro
Muy próxima también a la ciudad se descubre esta quinta del siglo XVIII transformada en un lujoso hotel rural inmerso en una gran finca de árboles centenarios. Conserva la estructura y la distribución originales, así como el espíritu familiar que siempre la ha caracterizado. Todas las estancias muestran un rico mobiliario de época y valiosas piezas de escultura y pintura.

El Mirador de Deva
Verde, por los cuatro costados. Es el color que domina la panorámica que se admira desde este hotelito en plena naturaleza. Entre sus nueve habitaciones sobresalen las dos suites. Su restaurante, donde se sirve cocina casera típica asturiana, acoge también una sidrería de ambiente tradicional.


La Quinta del Ynfanzón
Las playas de La Ñora y Estaño a un paso, las ardillas y todo tipo de pájaros campando por el jardín que la rodea, el sabor de una antigua quinta asturiana... Son algunos de los reclamos de esta casona típica situada en la carretera de Deva. Hay terrazas, restaurante y zonas de juegos disponibles para una tranquila estancia en un idílico entorno natural.

Más información
Turismo de Gijón