Público
Público

La semilla de uva tiene poco efecto en la presión: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

El extracto de semilla de uvase comercializa como un recurso para proteger la saludcardíaca, pero los ensayos clínicos hasta ahora sugieren que elsuplemento tiene poco efecto sobre la presión y los latidos delcorazón.

Al reunir los resultados de nueve ensayos clínicos, unequipo halló que el extracto de semilla de uva reducía unos 1,5puntos la presión sistólica y 1,4 latidos por minuto lafrecuencia cardíaca, comparado con el placebo.

Esos efectos son leves, aunque posiblemente interesantes,según opinó el autor principal Craig I. Coleman, de la Escuelade Farmacia de la University of Connecticut.

El experto señaló que estudios previos habían estimado quereducir 3 puntos la presión sería suficiente para disminuir elriesgo de muerte prematura en pacientes con enfermedad cardíacao que tuvieron un accidente cerebrovascular (ACV).

La modificación de la dieta y de la terapiaantihipertensiva demostró tener un mayor efecto en los valoresde la presión.

"A diferencia de lo que sucede con la dieta y el ejercicio,no hay datos que demuestren que el extracto de semilla de uvareduce el riesgo de infarto o ACV", dijo Coleman.

Lo que impulsa el estudio del extracto es la idea de queaportaría antioxidantes más concentrados, sin alcohol.

Para la revisión, publicada en Journal of the AmericanDietetic Association, el equipo de Coleman combinó losresultados de nueve ensayos clínicos con participantes que, alazar, tomaron el extracto de semilla de uva o un placebo.

Los estudios duraron entre dos semanas y seos meses; ladosis diaria de extracto fue de entre 150 y 2.000 miligramos.

El equipo observó que el extracto parecía tener un efectoreducido en la presión sistólica y la frecuencia cardíaca, peroninguno en el colesterol o la presión diastólica.

Los expertos consideran que el extracto de semilla de uvaes seguro; el suministro mensual cuesta unos 10 dólares. Losefectos secundarios son cefalea, mareo, indigestión y sequedady picazón del cuero cabelludo, entre otros.

Pero poco se sabe sobre la seguridad de su consumo en ellargo plazo (más allá de un par de meses) y la interacción conmedicamentos, incluidos los que se utilizan para controlar losfactores de riesgo cardiovasculares.

Coleman indicó que, en teoría, el extracto de semilla deuva podría aumentar el riesgo de sangrado. De modo que seríaimportante que no lo consuman los usuarios de aspirina u otrosfármacos anticoagulantes. En cuanto a la efectividad, Colemansugirió refugiarse en lo que está probado.

FUENTE: Journal of the American Dietetic Association, 2011