Público
Público

El Senado da el visto bueno a sus candidatos a nuevos vocales del CGPJ

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión de Nombramientos del Senado ha dado hoy su visto bueno a los cuatro candidatos a vocales del Consejo General del Poder Judicial propuestos por la Cámara Alta, que se han comprometido a mejorar el funcionamiento del Consejo y, en concreto, el sistema de inspección y el régimen disciplinario.

Los cuatro candidatos -Almudena Lastra, Claro José Fernández-Carnicero, Antonio Dorado y Ramon Camp- han comparecido ante la citada comisión en lo que supone el trámite previo a que sus candidaturas sean votadas en el Pleno del Senado del próximo miércoles.

Tras la polémica suscitada por la sanción de 1.500 euros que el CGPJ impuso al juez Rafael Tirado por no ejecutar la condena a prisión del supuesto asesino de la niña Mari Luz Cortes, los futuros vocales han coincidido en citar la revisión del régimen disciplinario como una de las reformas pendientes.

Entre los retos del nuevo CGPJ también han destacado la necesidad de recuperar la confianza de los ciudadanos y dejar atrás la imagen de politización, haciendo del consenso la base de todos los acuerdos.

A propuesta del PSOE, ha comparecido la fiscal Almudena Lastra, con 18 años de carrera profesional y un conocimiento "doméstico" del CGPJ por haber desempeñado hasta el pasado año el cargo de letrado jefe de Atención al Ciudadano de este órgano judicial.

Lastra se ha comprometido ante los portavoces del PP, PSOE, la Entesa, PNV y CiU a trabajar para lograr una justicia más accesible y eficiente.

Para ello ha abogado por que todos los órganos judiciales trabajen en el mismo lenguaje informático, incluidas las comunidades autónomas.

Sobre el Consejo ha señalado que una de las cosas que hay que cambiar es el sistema de inspección de los tribunales y de las fiscalías y ha defendido la elección del órgano de gobierno de los jueces a través del Parlamento, frente a la opción "corporativista", que quizá, según ha dicho, "no sea la mejor".

Esa misma tesis es la que ha mantenido otro de los candidatos, Claro José Fernandez-Carnicero, promovido por el PP, para quien el principal objetivo del CGPJ debe ser trabajar por garantizar la independencia y la eficacia, sin guiarse por planteamientos corporativistas.

Según Fernández-Carnicer, que hasta ahora era letrado de la Cámara Alta, "nadie puede discutir que el régimen disciplinario del CGPJ tiene que ser objeto de estudio".

El también candidato del PP Antonio Dorado, secretario judicial desde 1981, trabaja en la actualidad en la Audiencia Provincial de Sevilla.

Se ha centrado en la necesidad de modernizar la Justicia, lo que se lograría, según ha asegurado, con la aplicación de la ley orgánica de 2003, poniendo en marcha lo que se diseñó en el Pacto de Estado para la Reforma de la Justicia y el Libro Blanco elaborado por el CGPJ.

El abogado Ramón Camp, propuesto por CiU, ha resaltado su capacidad para ser vocal del CGPJ después de una trayectoria en la que, además de ejercer la abogacía, ha sido concejal, diputado, senador y miembro de la Mesa del Parlamento catalán.

Camp ha resaltado la importancia de que el CGPJ no soporte clichés o mochilas de etapas anteriores y supere situaciones pasadas a través del consenso.

Al inicio de la sesión, el Grupo Mixto ha comunicado la retirada de sus tres candidatos por haber constatado que, "incluso antes de cerrarse el plazo, ya estaba pactada" la elección de los nuevos vocales, y ha anunciado que sus senadores votarán en conciencia.

Después del "examen" que han pasado hoy en el Senado los cuatro juristas propuestos por esta Cámara, el trámite para renovar el CGPJ continuará mañana en el Congreso con la votación en la que elegirá a los diez vocales que le corresponden.