Público
Público

El Senado de EE.UU. debate a puertas cerradas el nuevo tratado START con Rusia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Senado de EE.UU. continúa hoy el debate del nuevo tratado de desarme nuclear con Rusia en una inusual sesión dominical a puertas cerradas que llega después del rechazo a una enmienda que habría bloqueado la ratificación del acuerdo.

La Cámara alta rechazó el sábado por 59-37 una enmienda introducida por el senador republicano John McCain al nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas con Rusia (START) que habría obligado a someter el acuerdo a nuevas negociaciones con Moscú.

McCain había propuesto eliminar palabras en el preámbulo del tratado sobre la defensa misilística.

El preámbulo del nuevo tratado no es vinculante, pero el hecho de que sea fruto de conversaciones entre Washington y Moscú, la aprobación de la enmienda habría vuelto a colocar el START sobre la mesa de negociaciones.

Poco antes del voto sobre la citada enmienda el presidente de EE.UU., Barack Obama, divulgó una carta dirigida a los líderes políticos del Senado reafirmando sus planes para desplegar sistemas de defensa misilística estadounidenses.

En la misiva el presidente rechazaba los argumentos de Moscú de que una medida de ese tipo justificaría la retirada del START.

"Mientras siga siendo presidente (...) EE.UU. seguirá desarrollando y desplegando sistemas de misiles efectivos para proteger a Estados Unidos, nuestras fuerzas y nuestros aliados y socios", dijo Obama.

"El nuevo tratado START no establece límites al desarrollo o despliegue de nuestros programas de defensa misilística", insistió el inquilino de la Casa Blanca.

El START, que sustituye al de 1991, que expiró el 5 de diciembre, limita a 1.550 el número de cabezas nucleares en cada país en un plazo de siete años, lo que representa una reducción del 30%.

Pendiente de ratificación en el Senado de EE.UU. y la Duma (Parlamento) rusa, el acuerdo fue firmado el 9 de abril en Praga entre Obama y el presidente ruso, Dmitri Medvédev.

La vigencia del nuevo START será de diez años y las dos partes implicadas podrán prorrogarlo otros cinco años si existe acuerdo mutuo.