Público
Público

El Senado de EE.UU. se prepara para votar sobre la ratificación del tratado "START"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Senado de EE.UU. se alista para votar en las próximas horas sobre la ratificación del tratado "START" de desarme nuclear con Rusia, pese a que algunos republicanos prefieren postergar el voto hasta enero próximo.

En un encuentro con los periodistas, el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, dijo que pese a la apretada agenda legislativa, los senadores lograron "algunos avances" en varios frentes.

Entre las prioridades ante el pleno del Senado, además del tratado nuclear -cuyo debate podría comenzar esta misma noche o mañana por la mañana-, está la extensión de los recortes tributarios a los estadounidenses que vencen el próximo 31 de diciembre y los presupuestos del Gobierno para el año fiscal 2011.

"Tenemos que completar el proyecto de ley sobre los impuestos y esperamos hacerlo esta tarde. Vamos a proceder en cuanto podamos al tratado START", dijo Reid, al describir la cantidad e importancia de las medidas pendientes.

Preguntado sobre el acortado calendario legislativo, Reid aclaró que la sesión actual del Congreso en realidad termina el próximo 4 de enero.

Por ello, no descartó la posibilidad de que el Senado se mantenga en sesiones este próximo fin de semana o que los senadores tengan que regresar a Washington después de un breve receso por Navidad la próxima semana.

El senador demócrata por Nevada dijo confiar en que recabará los 67 votos necesarios para la ratificación de "START", pese a la objeción de algunos republicanos.

Reid subrayó que "llegó la hora de comenzar a votar", al advertir también de que los republicanos no pueden seguir postergando el trabajo pendiente ante el Senado.

En ese sentido, el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata John Kerry, secundó la urgencia de que, tras varios meses de audiencias, los senadores aprovechen al máximo el tiempo y "aprueben el acuerdo".

Por su parte, el senador republicano de Arizona, Jon Kyl, consideró que no es "razonable" someter a votación en tan corto tiempo tantos proyectos de ley, especialmente el referido a "START".

"El problema es que se está jugando a la ruleta rusa acá porque realmente el único voto que cuenta es el de la aprobación final", dijo Kyl, quien consideró que hablar de 67 votos es "prematuro".

Varios republicanos objetan, además de la escasez del tiempo, que el tratado limita el sistema de defensa antimisiles. Una veintena de republicanos firmó una carta el pasado 2 de diciembre en la que pidieron la postergación del voto hasta el año próximo.

La Casa Blanca ha venido presionando para que el Senado lo apruebe antes de fin de semana y ha dicho que el presidente Barack Obama aplazará sus vacaciones en Hawai, si es necesario, hasta lograr el voto.

El acuerdo "START" es uno de los principales logros en política exterior de Obama y una de sus máximas prioridades en la abreviada sesión postelectoral del Congreso tras los comicios del pasado 2 de noviembre.

El tratado, apoyado por los ex presidentes George H.W. Bush y Bill Clinton y funcionarios de alto rango de sus respectivos Gobiernos, establece límites al arsenal de cabezas nucleares de EE.UU. y Rusia y un sistema de verificación.

El nuevo tratado START reduce en un 30% el número de cabezas nucleares, hasta 1.550 por país, y limita a 800 el de vectores estratégicos, como misiles intercontinentales, submarinos y bombarderos estratégicos.