Público
Público

El Senado haitiano declara el estado de emergencia en Gonaives por la tormenta "Hanna"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Senado haitiano aprobó hoy una resolución que declara en estado de emergencia la costera ciudad de Gonaives, en el norte, sumida en una "catástrofe", por las inundaciones provocadas por la tormenta tropical "Hanna".

La resolución, propuesta por el senador Yuri Latortue, representante de Artibonite, departamento al que pertenece Gonaives, fue aprobada por dieciséis senadores de un total de dieciocho.

El legislador demandó del Gobierno adoptar medidas urgentes a favor de las víctimas dejadas por "Hanna" en esa localidad donde, según dijo, unas cien mil personas no tienen comida.

El fenómeno meteorológico dejó al menos noventa víctimas fatales a su paso por el país, el más pobre del continente americano.

Latortue calificó de "excepcional" la escasez de agua en Gonaives, donde tampoco funcionan los hospitales, al tiempo que advirtió de posibles epidemias.

El senador pidió al presidente del país, Rene Preval, negociar con los comerciantes la compra de productos básicos para trasladarlos a Gonaives, además de movilizar los equipos necesarios a favor de la ciudad.

Asimismo, planteó incluir en el próximo presupuesto nacional, que debe ser aprobado en octubre, los recursos necesarios para la reconstrucción de la norteña ciudad.

Latortue presentó la resolución en la sesión convocada para conocer el plan de Gobierno de la nueva primera ministra, Michele Pierre-Louis, aprobado el pasado 30 de agosto por los diputados.

Los senadores guardaron un minuto de silencio por las víctimas de "Hanna", mientras que la primera ministra dijo que Gonaives vive un "desastre ecológico" y se comprometió ayudar a la zona una vez sea aprobado su plan de Gobierno.

En la costera ciudad de Gonaives, que quedó completamente inundada por las lluvias y tiene una población de aproximadamente unos 150.000 habitantes, se cuentan 120.000 afectados, según la Cruz Roja, y apenas hay cien refugios habilitados.

"El panorama es bastante desolador. En el camino a Gonaives hemos visto a personas durmiendo debajo de camiones. Han perdido todas sus cosas. Da mucha tristeza la situación que se vive aquí", dijo en una entrevista telefónica con Efe la portavoz de Cruz Roja Marie Louis Belanger, desde las proximidades a esa ciudad.