Público
Público

El Senado muestra la soledad del PP y CiU en los Presupuestos con el rechazo de vetos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Presupuestos Generales del Estado de 2010 continuaron hoy en el Senado su tramitación sin sobresaltos con el rechazo del veto del PP y CiU por el resto de grupos y de la devolución de las secciones que pedían los populares, lo que supone que por primera vez en tres años el Senado introduzca enmiendas.

En las votaciones se escenificó la soledad del PP y CiU en la tramitación de los Presupuestos, ya que sus vetos sólo fueron respaldados entre ellos.

Esto es consecuencia de que en comisión el PSOE llegó a un acuerdo con ERC e IU-ICV, al que se sumaron BNG y Grupo Mixto, y que permitió incorporar noventa enmiendas a los Presupuestos (16 del PSOE y el resto pactadas con estos grupos) por un importe de 42,5 millones de euros.

Por este motivo, en la jornada de mañana y el jueves únicamente se votarán las enmiendas parciales del PP (1.779) y las de CiU (763), cuyas probabilidades de que prosperen son mínimas, y alrededor de una decena que presenta el Grupo Mixto.

Sin embargo, fuentes de CiU anunciaron que durante el trámite de las cuentas en la Cámara alta este grupo ha conseguido acordar con el PSOE diez enmiendas que suponen inversiones para Cataluña por importe de cuatro millones de euros.

Asimismo, el Pleno del Senado rechazó por la tarde las 22 propuestas de veto parcial presentadas por el PP relativas a las secciones completas de diferentes ministerios, que suponían su impugnación y que de haber prosperado alguna hubiera devuelto intactos los Presupuestos al Congreso.

Durante la defensa de los mismos, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, confió en que la economía española crezca ya en todos los trimestres del próximo año y añadió, que por ello, la subida del IVA, prevista para el segundo semestre, se producirá cuando la recuperación esté consolidada.

Salgado indicó que los Presupuestos son los "mejores posibles" y añadió que contienen "un diagnóstico realista, estimulan la reactivación económica y garantizan la protección de los más afectados por la crisis".

Asimismo, reiteró que la principal preocupación del Gobierno es el desempleo y recordó que antes de la crisis España fue el país del entorno europeo que más puestos de trabajo creó, una circunstancia que sólo será posible "si se vuelve a la senda de crecimiento sostenido".

Por su parte, el senador del grupo popular Francisco Utrera acusó a los partidos políticos nacionalistas que apoyarán los Presupuestos de "colaborar" con la subida de impuestos y el crecimiento del déficit y criticó que estas cuentas públicas sean un "mero trámite" para el Gobierno.

Aseguró que los Presupuestos de 2010 se han reducido "a poco más de un mercadeo de votos" de partidos políticos que buscan beneficios propios y locales.

En la misma línea, el senador de CiU Jordi Vilajoana acusó al Ejecutivo de llevar a cabo, desde el comienzo de la crisis, una política presupuestaria "errática, equivocada y contradictoria" e incidió en que con los Presupuestos de este año y del próximo el Gobierno ha perdido "credibilidad y ortodoxia".

Además, criticó la subida de impuestos porque castiga el consumo, sobre todo de las personas con menos recursos, la inversión y la creación de empleo, e insistió en que los Presupuestos discriminan a Cataluña frente a otras comunidades, ya que las inversiones no se ajustan al Estatuto.