Público
Público

Señales de tráfico luminosas para evitar accidentes

Ceprenor, empresa vizcaína con 27 años de antigüedad, está especializada en la fabricación e instalación de señales de tráfico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las primeras señales de tráfico dotadas de un sistema de iluminación propio ya están en las carreteras. Se trata del último producto ideado por Ceprenor, una empresa vizcaína dedicada a la fabricación de todo tipo de indicadores urbanos.

Esta compañía nació en 1982 en un pequeño taller en Loiu, una población rural fronteriza con Bilbao, y se especializó año tras año en el sector de la fabricación y la instalación de señalizaciones. Hoy ocupa una posición solvente en este mercado. El pasado año, facturó 9,3 millones de euros y, mientras otras compañías pensaban el modo de recortar gastos para afrontar la crisis global, Ceprenor invirtió alrededor de 5 millones de euros para trasladar su actividad a un nuevo parque empresarial de Vizcaya.

El coste de una señal iluminada 12 horas al día todo un año es de cinco euros

Este último año, Ceprenor ha trabajado junto a otra compañía vizcaína, LmBilbao, en la fabricación de las nuevas señales de tráfico con iluminación propia, cuya instalación comenzó la pasada semana en Artea (Vizcaya). Según el director de Ceprenor, Iker Iturbe, su expansión es 'inminente' y ya hay conversaciones muy avanzadas para su colocación en ciudades como Madrid y Barcelona.

Estas señales, denominadas Urban Light, están fabricadas en aluminio y permiten una visibilidad hasta seis veces mayor que las señales de tráfico convencionales en circunstancias de baja iluminación como por la noche o en días de niebla. La principal diferencia entre estas nuevas indicaciones y las actuales es que estas suelen iluminarse con un foco que alumbra un punto concreto. La nueva tecnología usada por Ceprenor se basa en el sistema LED, que ilumina de forma homogénea toda la señal. 'Es una luz fría, homogénea y de alto rendimiento. La tecnología LED está desplazando a la bombilla en el mercado', cuenta Iturbe.

La indicación lleva integrada la tecnología LED, que retira las bombillas

Otra ventaja de estas señales, según Ceprenor, es que garantizan un ahorro energético de hasta un 40% frente a los sistemas utilizados ahora para el alumbramiento de los indicadores de tráfico. 'Una señal como la que estamos instalando, con el sistema LED integrado, está iluminada durante 12 horas al día durante todo un año. Y el coste es de sólo cinco euros al año', señala el director de esta empresa vizcaína.

Esta empresa estima que si una ciudad instalase 2.000 señales Urban Light, el ahorro en dos años ascendería a más de medio millón de euros. El próximo paso de Ceprenor será, también de la mano de LmBilbao, instalar placas solares para que las señales sean autosuficientes energéticamente.

Esta empresa destaca en su actividad que la mejora de las infraestructuras viales es, precisamente, uno de los ejes de actuación del Programa Europeo de Seguridad Vial, cuyo principal objetivo es reducir el número de muertos en las carreteras de la Unión Europea en 2001 (54.000), al menos, a la mitad en 2010 (27.000).

Por ahora, el país de la Unión Europea que más interés ha mostrado en este tipo de tecnología es Gran Bretaña. El Gobierno inglés dio luz verde para su instalación ya en 2006 y, posteriormente, la Dirección General de Tráfico ha llegado a recomendar su uso.