Público
Público

"¡Señor, sí, señor!"

Phelps se somete a entrenamientos militares para preparar con su selección los Mundiales de Roma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Phelps ha vuelto a los entrenamientos. Pero no en la piscina sino en el mar. No con su entrenador de toda la vida [Bob Bowman] sino a las órdenes de un capitán de la Marina estadounidense. El nadador, aclamado como mejor deportista olímpico de la historia tras sus ocho oros de Pekín, lleva a cabo estos días entrenamientos militares con la Marina en la base de Coronado (California). Las maniobras, que se realizan bajo las normas de los SEAL (iniciales de mar, aire y tierra de estas fuerzas especializadas de carácter anfibio) reciben la denominación genérica de Demolición Básica Submarina.

El pez de Baltimore, que confesaba el domingo que aún debe perder siete kilos tras cinco meses sin entrenarse, sigue cumpliendo la sanción que le impuso la federación estadounidense tras ser fotografiado inhalando marihuana en una fiesta universitaria. Su regreso está previsto para el próximo 14 de mayo en la competición UltraSwim que se disputa en Charlotte (Carolina del Norte). Después vendrán los campeonatos nacionales (Indianapolis, 7-11 de julio) y, tres semanas después, los Mundiales de Roma, en los que tomará parte en tres pruebas individuales (dos menos que en Pekín) y en los relevos.

Las maniobras militares forman parte de una concentración de dos semanas que está llevando a cabo la mitad del equipo estadounidense (en concreto, los nadadores no universitarios) en California.

Luis Villanueva, director técnico de la natación española, define como 'extrañas' estas prácticas del equipo estadounidense. 'No sé exactamente qué entrenamiento están llevando a cabo con el ejército, pero es extraño. Además, hay una nadadora que se ha fracturado un hueso [la bracistaMegan Jendrick resbaló el domingo en una pista americana, se precipitó dos metros y medio y se rompió el peroné]'.

Villanueva reconoce a Público que 'nunca había visto algo así' en el pasado. 'Yo lo atribuyo más a una operación de marketing que a algo interesante o práctico para los nadadores. Creo que lo hacen para generar noticias, porque yo no le veo significado. Si lo hacen para crear disciplina o ambiente de equipo, creo que hay otras vías'. El equipo español de natación no imitará a los estadounidenses. Villanueva es tajante: 'Nosotros no nos planteamos llamar al Ejército español'.

El entrenador Joan Fortuny opina que 'esto es para lavar la imagen de Phelps. A a mí me huele a una compensación después de lo de la marihuana. Es una comedia, no tiene sentido y es peligroso. Así no se preparaun deportista'.