Público
Público

La sensualidad e ironía de las imágenes de Olaf Martens en EFTI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sensualidad e ironía de las imágenes del fotógrafo alemán Olaf Martens se exhiben en la exposición "Work-Shop Works", organizada por el Centro de Imagen EFTI en el marco del festival PhotoEspaña 2011.

La muestra exhibe 55 obras realizadas por Martens desde el año 2003 hasta la actualidad. Se trata de imágenes de moda extraídas de las sesiones que el fotógrafo alemán ha realizado en estos últimos años.

En diversos formatos, estas fotos que nunca han visto la luz de las publicaciones constituyen un auténtico macking off de cómo trabaja un fotógrafo de moda.

"Las fotografías de Olaf Martens no dejan a nadie indiferente", en opinión del comisario Harald Kunde, quien considera que mientras que unos están cerca de descubrir el icono artificial del espíritu de los tiempos, otros hablan de carácter artístico kitsch.

Llenas de originalidad y belleza, las fotografías de Olaf Martens son puestas en escena teatralizadas, en las que abundan los contrastes de opuestos y detalles contradictorios, presentados a menudo con una mirada llena humor.

No le importa si las modelos de sus fotografías son profesionales o si el modisto está incluido dentro del decorado. Martens habitualmente cita y juega con el arte, reinterpretando importantes imágenes históricas desde su perspectiva personal, como por ejemplo, la última cena.

"Al igual que las muñecas rusas que esconden en su interior infinidad de muñecas, las imágenes de Olaf son complejos híbridos que nos permiten múltiples lecturas en las que redefinir nuestros niveles de fantasía", según Harald Kunde.

Olaf Martens (1963, Halle, Alemania), uno de los fotógrafos contemporáneos más interesantes surgidos de Alemania del Este, es reconocido a nivel internacional por su manera poco convencional y excéntrica de llevar a cabo sus fotografías llenas de sensualidad e ironía.

Las imágenes de Martens conducen a un mundo surrealista donde moda, fotografía documental, conceptual y social conviven en un eclectismo post-moderno.