Público
Público

Una sentencia disuelve los "Latin Kings" en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los "Latin Kings" van a ser disueltos en la Comunidad de Madrid a raíz de una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que condena a cuatro integrantes de la banda a 25 años de prisión cada uno por el asesinato de un joven y el intento de matar a otro por creer que eran miembros de la banda rival de los "Ñetas".

Los hechos ocurrieron el 15 de septiembre de 2005 en una plaza en el sur de Madrid, cuando un grupo de "Latin Kings" acudió a agredir a cuatro individuos que creyeron erróneamente que se trataban de "Ñetas" y les agredieron a puñaladas en venganza por la agresión sufrida unos días antes por uno de los suyos.

Como consecuencia de la agresión resultó muerto Wilson Fernando Ríos Ordóñez y gravemente herido John Peter Cortez Maldonado.

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid, en una sentencia conocida el lunes, condena a Luis Alcides Cox Almeida, Juan Carlos Morán Burbano, Roberth Antonio Vasquez Domínguez y Carlos Eduardo Yepes Macías a 16 años y seis meses cada uno como autores de un delito de asesinato agravado con alevosía.

Así mismo, han sido condenados a nueve años cada uno por otro delito de asesinato agravado con alevosía pero en grado de tentativa, y a un año y seis meses como autores de un delito de asociación ilícita en calidad de miembros activos de la misma.

Otras dos personas han sido condenados a un año y seis meses, José Leonel Loor Velasquez como autor de un delito de asociación ilícita en calidad de director o dirigente de la organización, y Romel Vinicio Pinto Rosero también por integrante de una asociación ilícita.

Dos personas más quedaron absueltas de los delitos de homicidio consumado y homicidio intentado.

"Se acuerda la disolución de la "Sagrada Tribu América Spain", vulgarmente conocida como "LATIN KINGS", en lo que se refiere a la Sección o Reino establecido en la Comunidad de Madrid", dijo la sentencia, que explica la organización de la banda, que recibió su acta fundacional en España en febrero de 2000.

"Si bien inicialmente fue creada como una hermandad de autoprotección frente a las agresiones de otras bandas así como la defensa de los valores propios de su cultura, es lo cierto que en el curso de su evolución tales finalidades quedan solapadas por una finalidad de ejercicio de la violencia contra las bandas rivales (...) refiriéndose a las bandas rivales, entre ellas la de los Ñetas, como los enemigos", dijo el texto.

"También la violencia física y psíquica se ejerce contra los propios individuos de la banda mediante los castigos físicos impuestos por la contravención de determinadas normas de obligado cumplimiento, y las amenazas o coacciones contra los individuos que intentar abandonar la organización", agregó.

La organización se estableció en Madrid, denominado el Reino Inca, en sectores denominados Capítulos, entre los que se han contabilizado al menos cuatro: Viracocha y Azteca en el distrito de Carabanchel; Chicago, en Galapagar; Wolvering, en Villalba y Amazonas, sin situación geográfica concreta, único capítulo femenino.