Público
Público

El Sepla sobre Ryanair: "Si no se toman medidas, estamos abocados a un desastre"

Pese a la multiplicación de incidentes, la polémica aerolínea de bajo coste acaparó en agosto el 18% del mercado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sindicato de pilotos Sepla considera que el incremento del número de incidentes de Ryanair se debe a que la compañía lleva demasiado lejos el concepto low cost (bajo coste en español), moviéndose siempre en los límites de seguridad de la legislación.

En declaraciones a Radio Nacional el investigador de accidentes y portavoz del departamento Técnico del Sepla, Juan Carlos Lozano, aseguró que el problema de la aerolínea de O'Leary no es extensible al resto de low cost. 'El aumento de incidentes puede deberse a que en verano hay más operaciones, pero lo que es evidente es que han ocurrido bastantes, a pesar de que O'Leary intente suavizar el asunto', indicó.

Elogiando la labor de sus compañeros, Lozano ha señalado que el sindicato lleva denunciando los problemas de seguridad de Ryanair, así como las condiciones a las que se enfrentan sus pilotos desde el año 2009. 'No se puede tener esa política de contratación, ni presionar, ni ir tanto al límite'.

Preguntado sobre la polémica del escaso carburante con el que opera Ryanair, Lozano indicó que este modo de proceder obedece a ahorros de tiempos en las operaciones de repostado, y muy en concreto a motivos económicos.

Así, el portavoz del Sepla ha instado a la low cost irlandesa a llevar a cabo un cambio de filosofía en su política de ahorro, ya que la gestión del combustible 'es un coste más pero en el que hay que ser muy cuidadoso'.

'Ryanair no puede tener esa política de contratación, ni presionar, ni ir tanto al límite', dice un portavoz del Sepla

'Disponer de combustible permite a los pilotos tener tiempo para pensar o tomar decisiones y si esta variable se ve limitada, evidentemente la capacidad de reacción de las tripulaciones se ve mermada y la posibilidad de que haya un error se multiplica'.

'Los ejecutivos mandan informaciones a la tripulación haciendo mucho hincapié en que por cada 'x' kilos cargados de más, la compañía puede perder 'x' dinero. Como consecuencia, los comandantes se enfrentan a una política de recorte de costes que puede llevar a momentos complicados', denunció el portavoz del Sepla.

El portavoz del Sepla ha indicado que a pesar de los últimos indicidentes, no se puede decir que Ryanair sea una compañía insegura, porque si no 'le habrían quitado el certificado de operador aéreo, aunque, evidentemente, se mueve en limites de la legalidad'.

En este sentido, Lozano ha recordado que debe ser la propia compañía, así como las autoridades irlandesas las que evalúen si este número de incidentes son normales y tomar medidas, porque si no 'estamos abocados a un desastre'.

Para concluir, ha señalado que lo importante es 'revisar los mecanismos de comunicación entre las distintas autoridades', ya que a pesar de que existe una agencia de seguridad aérea 'ésta no es 100% efectiva'.

Pese a todas las críticas y a todos los incidentes, Ryanair sigue siendo líder entre las compañías aéreas de abjo coste que operan en España, duplicando incluso a la segunda. Los últimos datos de agosto publicados este mismo lunes por el Ministerio de Industria confirman que la polémica compañía irlandesa acaparó un 17,9% de la cuota de mercado aéreo español durante el pasado mes.

Según esa misma estadística de Industria, en los primeros ocho meses del año las aerolíneas de bajo coste transportaron más de 25,5 millones de pasajeros, lo que supone un repunte del 1,8% con respecto al mismo periodo de 2011. En agosto el número de viajeros que utilizó las aerolíneas low cost aumentó el 3,7%, y llegó hasta los 4,48 millones. Ryanair fue una de las compañías que creció pese a que se han multiplicado los incidentes en los que se ha visto inmersa. 

Los vuelos de bajo coste ya representan cerca del 60% del total

Las compañías tradicionales trasladaron a 18,2 millones de viajeros de enero a agosto, un 2,5% menos, tras la caída del 2% registrada el mes pasado.

De esta forma, las compañías de bajo coste acapararon más de la mitad del tráfico aéreo hasta agosto, un 58,3%, frente a las tradicionales que comandaron el 41,7% de los viajeros. Las 'low cost' acapararon en agosto el 60,8% del tráfico aéreo, frente al 39,2% de las aerolíneas tradicionales.