Público
Público

Serbia pide la cooperación regional para investigar el tráfico de órganos humanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades serbias pidieron hoy la cooperación de las instituciones judiciales de Serbia, Albania y de la misión europea EULEX en Kosovo para investigar el supuesto tráfico de órganos humanos denunciado en un informe de Dick Marty, miembro de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

Tras calificar el informe como "objetivo y escrito por un profesional", el fiscal especial serbio de crímenes de guerra, Vladimir Vukcevic, declaró en rueda de prensa en Belgrado que "es una obligación" investigar a fondo esos casos.

"Esta es una oportunidad para movilizar nuestros recursos judiciales, y para que nosotros, la fiscalía albanesa y la EULEX demos a Europa una señal clara de que el retroceso frente a la justicia es un serio obstáculo al proceso de la reconciliación", dijo.

Vukcevic indicó que la Fiscalía serbia trabaja "desde hace tiempo" en las investigaciones sobre el tráfico de órganos en Kosovo y en el norte de Albania, ante todo para esclarecer el destino de "unos 400 a 500 desaparecidos de Kosovo", en su mayoría serbios.

El informe del legislador suizo acusa al primer ministro kosovar, Hashim Thaçi, líder de la antigua guerrilla albano-kosovar del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK), de haber sido un "actor clave" de la mafia y del crimen organizado de Kosovo, y denuncia la impunidad que han tenido los dirigentes guerrilleros.

El documento revela informes confidenciales que detallan cómo era controlado por el UCK el comercio de heroína y otros narcóticos, y también testimonios de que varios centros de detención y clínicas del norte de Albania participaron en la extracción de órganos de presos serbios y albaneses "traidores" para su tráfico internacional en el mercado de trasplantes.

La Comisión Europea aseguró ayer que toma muy en serio estas acusaciones y pidió a Marty aportar pruebas.

El fiscal serbio aseguró hoy que las investigaciones en su país han avanzado mucho más que las presentadas en el informe de Marty, pero se negó a revelar nombres de personas sospechosas.

"No quiero conjeturas sobre el número de médicos y otras personas que cometían actos delictivos, mientras dura la investigación", dijo al contestar a una pregunta sobre la eventual implicación de Thaçi y los médicos que participaron en esos presuntos delitos.

Vukcevic también recordó que hace tres años las autoridades judiciales de Albania rechazaron las solicitudes de Belgrado para investigar el caso de tráfico de órganos humanos de los serbios secuestrados y asesinados por el UCK.

La investigación de Marty se inició tras la publicación en 2008 del libro de memorias de Carla del Ponte, la ex fiscal del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, en el que admite que nunca se llegó a completar una investigación al respecto, con lo que deja entrever presuntas obstrucciones al proceso.