Público
Público

Los serbios preparan en Belgrado una protesta masiva contra la independencia de Kosovo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno serbio y varios partidos parlamentarios organizan hoy en Belgrado una protesta contra la independencia de Kosovo, que pretende ser multitudinaria y pacífica, y a la que acudirán ciudadanos de toda Serbia.

La protesta, bajo el lema de "Kosovo es Serbia", comenzará a las 17.00 hora local (16.00 GMT) con la concentración frente al emblemático edificio del Parlamento serbio, en una zona del centro de la capital, y proseguirá con una marcha hacia la iglesia más grande del país, donde será oficiada una oración por Kosovo.

El objetivo de la manifestación es "canalizar el descontento, la furia y la cólera, y mostrar de manera pacífica al mundo que Serbia no acepta la independencia de Kosovo", según los organizadores.

El primer ministro serbio, Vojislav Kostunica; el presidente, Boris Tadic, y los líderes del Partido Radical Serbio (SRS), el mayor de oposición en el Parlamento, instaron a los ciudadanos a mantener la calma y protestar "con dignidad", sin actos de violencia.

Desde que el pasado domingo los albano-kosovares proclamaron la independencia unilateral de Kosovo, se desencadenaron en Belgrado y otras ciudades manifestaciones en las que se causaron desperfectos y fueron atacados edificios de las embajadas de Eslovenia, Estados Unidos y otros países que apoyan la soberanía de lo que Serbia considera parte inalienable de su territorio.

Según está previsto, Kostunica se dirigirá primero a los ciudadanos, luego lo harán Tomislav Nikolic, líder del SRS, varias personalidades de la vida pública, entre ellos el director de cine Emir Kusturica, y otros.

Las escuelas están cerradas hoy en Serbia y los trenes transportan gratis a todos los ciudadanos del país que deseen asistir a la protesta en Belgrado.

Serbia se opone a la independencia unilateral de Kosovo, que considera una violación flagrante del derecho internacional y "una injusticia histórica".

Han sido llamados a consultas los embajadores serbios de los países que reconocieron la independencia de Kosovo, entre ellos Estados Unidos, Francia, el Reino Unido y Alemania.