Público
Público

Serena se mantiene cauta ante una Zvonareva "sin debilidades"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tenista estadounidense Serena Williams habría preferido a una vieja conocida en la final femenina de Wimbledon, pero su hermana Venus fue eliminada, por lo que la actual campeona sabe que sólo dando lo mejor de sí misma podrá superar a la astuta Vera Zvonareva.

Con Venus eliminada en cuartos de final, y con ella la posibilidad de una quinta final entre las hermanas Williams, Serena no tuvo problemas para avanzar a través del cuadro y confirmar su sexta aparición en la final del sábado en Wimbledon.

"Habría preferido jugar con ella (Venus), porque al menos tendría la certeza de que una de nosotras iba a ganar y se iba a llevar algo a casa. Pero ahora hay un 50 por ciento de posibilidades", dijo Williams a periodistas.

Pese a sus deseos de ver a una Williams triunfante, Serena es consciente del desafío que representa la rusa, número 21 del mundo.

"No creo que ella lo haga nada mal. Creo que esa es la mejor forma de describir su juego, ella lo hace todo muy bien", dijo la 12 veces ganadora de un grand slam.

"Es difícil luchar contra una jugadora sin debilidades, es todo fortaleza, desde su golpe de derecha hasta su revés y sus movimientos", agregó.

En un Wimbledon lleno de sorpresas en el que el campeón masculino Roger Federer también fue eliminado en las rondas iniciales, la número uno del mundo Serena Williams ha conseguido avanzar por el cuadro sin perder un set y sumando 80 aces en el proceso.

GRAN FAVORITA

Sin embargo, Zvonareva ya ha dado lo mejor de sí en este torneo, al vencer a las hermanas Williams en dobles femeninos con la ayuda de su compañera Elena Vesnina.

"Obviamente nosotras queríamos ganar los dobles, pero no fue el fin del mundo. Pensamos, 'hemos perdido, no hay nada que hacer al respecto'", dijo Williams.

La estadounidense cuenta con un total de 5 triunfos y una derrota contra Zvonareva, por lo que es la gran favorita para ganar su cuarto título, aunque la tenista rusa de 25 años está decidida a ignorar las estadísticas.

"Sé que si juego mi mejor tenis puedo vencer a cualquiera que esté al otro lado de la red. Eso es lo que voy a intentar hacer el sábado. Nunca veo las probabilidades ni comparaciones. No es importante para mí", declaró Zvonareva, que disputará su primera final de un grand slam.

La rusa reconoció que el servicio de Williams sería el principal obstáculo.

"Es una ventaja muy grande, especialmente aquí en el césped. Pero creo que si coges bien el ritmo, puedes devolver el saque", afirmó.

"Aunque habrá momentos en los que ella no acertará en el primer servicio. No he visto a nadie alcanzar un 100 por ciento de primeros servicios. Así que sólo hay que aprovechar las oportunidades", dijo la semifinalista del Abierto de Australia de 2009.

"Recuerdo que jugué un partido muy bueno contra ella en Cincinnati en una ocasión (2006) y pude vencerla. Fue muy, muy difícil, pero pude jugar de la manera correcta en su contra (...) Así que intentaré hacerlo nuevamente", agregó.