Público
Público

Serena vence a Dementieva y llega a semis en Doha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Serena Williams se convirtió el jueves en la primera tenista clasificada a las semifinales del campeonato WTA de Doha tras vencer por 6-2 y 6-4 a la rusa Elena Dementieva.

La estadounidense, que se aseguró el miércoles terminar el año como la número uno del mundo tras la retirada por lesión de la rusa Dinara Safina, tuvo un comienzo flojo ante una rival que cometió 10 dobles faltas.

Serena ha ganado sus tres encuentros del Grupo Rojo, por lo que cualquiera de sus tres rivales, una de ellas su hermana Venus, puede acceder al segundo puesto.

Venus deberá vencer a la rusa Svetlana Kuznetsova para mantener viva su débil esperanza de aferrarse al título conseguido el año pasado.

"Se siente bien avanzar porque nunca lo he hecho realmente bien en este formato de grupos", dijo Serena, que ganó el torneo en 2001. "Mañana voy a dormir todo el día porque he jugado todos los días y estoy muy cansada".

En el primer partido de la jornada, la joven Caroline Wozniacki tuvo problemas físicos y luchó con el dolor para acercarse a las semifinales del torneo con un dramático triunfo por 6-0, 6-7 y 6-4 sobre Vera Zvonareva.

La tenista de 19 años terminó el partido en agonía por los calambres en el muslo izquierdo, mientras que la rusa Zvonareva, quien reemplazó a la lesionada Dinara Safina en el Grupo Blanco, a la que le sangró la nariz en la mitad del segundo set.

Wozniacki, quien pasó casi tres horas en la vistoria sobre Victoria Azarenka en su primer partido el miércoles, parecía estar en camino a una fácil victoria cuando aprovechó un flojo comienzo de la número nueve del mundo, Zvonareva, subcampeona del año pasado.

Sin embargo, tras desaprovechar una ventaja de 5-2 en el segundo set, se vio envuelta en un enfrentamiento desde la línea que dejó a las dos tenistas intentando recuperar el aliento en otra sofocante noche en la capital de Qatar.

La danesa podría haber terminado el partido en 6-5 cuando tuvo dos bolas de partido, pero Zvonareva resistió y logró quedarse con un "tie-break" para asegurarse el tercer set.

Wozniacki necesitó un masaje en el muslo tras lograr una ventaja de 3-1 en el tercer set, y para el final del partido la venda que rodeaba su pierna izquierda colgaba suelta a medida que los peloteos se hacían más largos y tortuosos.

Tras quebrar el servicio para liderar por 5-4, sufrió fuertes calambres en el 30-30, gritando y retorciéndose de dolor. De alguna manera logró alcanzar una tercera bola de partido y esta vez Zvonareva lanzó un débil derechazo que puso fin al partido tras dos horas y 48 minutos.

Una Wozniacki con lágrimas en sus ojos, a quien aún le queda por jugar un partido más del grupo contra Jelena Jankovic el viernes antes de las semifinales del sábado, apenas pudo caminar hacia la red para darle la mano a su oponente.