Público
Público

Serena vence a Venus y gana el Campeonato de la WTA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La tenista estadounidense Serena Williams dio otra muestra de su dominio en el tenis femenino al ganar el domingo el título del Campeonato WTA en Doha tras vencer en la final en dos sets a su hermana Venus.

La menor de las Williams, quien desde el lunes volverá a ser número uno del mundo, se impuso por 6-2 y 7-6 (7-4) para adueñarse del torneo que cerró la temporada 2009 del circuito de mujeres.

Las hermanas, quienes se enfrentaban por 22º ocasión en sus exitosas carreras, entregaron 84 minutos de un tenis potente bajo la luz artificial del estadio Khalifa, aunque siempre dio la sensación de que Serena llevaba la delantera.

La hermana menor, segunda cabeza de serie por detrás de la rusa Dinara Safina en Doha, rompió dos veces el saque de Venus en un primer set que ganó cómodamente.

Venus dio pelea en el segundo de los sets y ninguna de las Williams pudo siquiera tener una oportunidad de cambiar el ritmo, en medio de una paridad que llevó el partido al "tie-break".

Sin embargo, fue Serena quien logró una pequeña diferencia y selló su triunfo con un excelente 'drive' con la derecha.

Pese a que Venus dio signos de recuperación en la segunda parte, los números mostraron la clara superioridad de su hermana, que le permitió anotar apenas siete puntos en todo el partido.

"Es lindo finalmente ganar otro torneo que no sea uno del Grand Slam", dijo la once veces campeona de títulos de esa envergadura, dueña de las coronas del Abierto de Australia y Wimbledon este año.

"Definitivamente hoy no estábamos al 100 por ciento (físicamente), pero esto demuestra todo lo que damos. Incluso en el segundo set, todo lo que peleamos, en especial Venus, ella devolvía cada pelota", agregó.

SEMANA PERFECTA

La semana perfecta de Serena se coronará cuando embolse los 1,5 millones de dólares en premios que entregaba el certamen de Doha, una vez ganados todos sus duelos en la fase de grupos y de consolidarse como número uno del mundo.

El único set que perdió Serena en el torneo fue ante su hermana en la primera ronda.

En contraste, Venus, la mayor de las ocho participantes del Campeonato WTA con 29 años, había tenido que pasar cerca de 11 horas dentro de la pista con calor y humedad antes de llegar a la final.

Pese a su diezmado estado físico, la mayor de las Williams no justificó su derrota en las lesiones ni tampoco en el hecho de que ella debió luchar mucho en su semifinal ante Jelena Jankovic, y Serena casi no tuvo trabajo frente a Caroline Wozniacki.

"He estado jugando por mucho tiempo. No voy a ser la que diga: 'Oh, jugué hasta la eternidad ayer'. Una debe demostrar y jugar sin importar qué suceda. Eso no tuvo nada que ver", remarcó Venus.

"Empecé mal y aunque saqué mejor en el segundo set, nunca lo hice como yo quería", añadió.