Público
Público

Serena Williams gana en Melbourne y se proclama número uno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tenista estadounidense Serena Williams aplastó el sábado a la rusa Dinara Safina por 6-0 y 6-3, proclamándose campeona del Abierto de Australia y volviendo al número uno del circuito de la WTA.

La cabeza de serie número dos del primer Grand Slam del año venció a la número tres en apenas 59 minutos y se llevó su cuarta corona en Melbourne Park, tras sus triunfos en 2003, 2005 y 2007. Además, sumó su décimo título de los cuatro grandes.

Williams, quien ocupó el número uno mundial por última vez en septiembre de 2008 tras triunfar en el Abierto de Estados Unidos, reemplazará el lunes a la serbia Jelena Jankovic cuando se publique la nueva claificación.

Safina, quien jugaba su segunda final en un grande, nada pudo hacer frente a su oponente en el primer set, en el que ganó sólo ocho puntos.

"Dinara va a tener un gran futuro. Le estaba dando tan fuerte que todo lo que podía hacer era intentar ir a romperle el servicio", dijo la estadounidense en una entrevista a pie de pista.

La rusa se mostró muy decepcionada.

"No tengo mucho que decir, no he pasado ni una hora en la pista", se lamentó. "Quiero fecilitar a Serena porque hoy he sido como un recogepelotas".

"A todos los que me habéis apoyado, lo siento, pero espero volver el año que viene y hacerlo mejor".

Safina se mostró muy nerviosa en el inicio del partido y cometió tres dobles faltas en el primer juego con su saque, la tercero de las cuales permitió a la estadounidense tomar una ventaja de 2-0.

Una situación similar se vio en el segundo juego de la rusa con su servicio, cuando una enérgica Williams movió a Safina por toda la cancha con potentes remates ganadores y nuevamente quebró su saque.

Williams mantuvo luego su servicio sin ceder puntos, poniéndose con un 5-0, y quebró una vez más el saque de su rival en el sexto juego.

La rusa de 22 años recibió un enorme aplauso del público en el estadio principal Rod Laver Arena en el comienzo del segundo set, cuando se las ingenió para quebrar el saque de Williams en el juego inicial.

Sin embargo, la estadounidense sólo pareció enojarse con ella misma, ya que volvió a lograr otro 'break' en el siguiente juego y luego apabulló a la rusa con una serie de furibundos remates, para tomar una delantera de 2-1.

Con Williams avanzando a paso firme hacia el título, Safina pudo al menos evitar que el triunfo de su rival sea el más holgado de la historia del Abierto de Australia en una final, al llevar el marcador a un 4-2 y 5-3, antes de que la nueva número uno del mundo completara su misión.

Williams se alzó con el título en su primer punto para partido, cuando la rusa falló un revés.