Público
Público

Sergio García espera redimirse en la Copa del Mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sergio García espera llevar esta semana a España a su primera victoria en una Copa del Mundo en un cuarto de siglo, para por lo menos llevarse a casa un trofeo en un decepcionante 2009.

García, que acabó la temporada pasada en lo más alto, alzándose con el HSBC Champions y arrebatándole el número dos del mundo a Phil Mickelson en Shanghái, habló de su anhelo de ganar un torneo importante.

El golfista de 29 años no logró sumar el título 19 de su carrera este año, por lo que sería un buen empujón un triunfo en la Copa del Mundo, que sería la primera victoria de España en esta competición desde que José María Cañizares y José Rivero se llevaron el trofeo en 1984.

"Sería una bonita forma de acabar el año", dijo el miércoles a los periodistas el número ocho del mundo, que eligió a Gonzalo Fernández Castaño como su compañero para el torneo, que reparte 5,5 millones de dólares en premios.

"En general ha sido un año difícil, pero al mismo tiempo creo que ha sido muy positivo. Creo que me ha hecho crecer mucho, no sólo como jugador sino como persona", añadió.

"Obviamente, mirando los resultados, no ha sido un buen año. Pero siento que mi juego ha mejorado en los últimos tres meses y medio, y eso es positivo para el año próximo", dijo el de Castellón.

España es la primera cabeza de serie para la 55 edición de la Copa del Mundo, que tendrá lugar en el circuito de Mission Hills, diseñado por José María Olazábal, por tercer año consecutivo.

"Es un recorrido típico de José María, donde obviamente prima la precisión", añadió García.

La ronda inaugural del jueves se jugará en un formato 'fourballs', mientras que el viernes se jugará en 'foursomes' y se repetirá el mismo patrón en las dos últimas rondas el fin de semana.

García subrayó que los actuales campeones, Suecia, además de Inglaterra, Irlanda, Alemania e Italia, son claros contendientes al título de entre los 28 equipos, pero se mostró confiado en que Fernández Castaño y él mismo también lo serían.

"Hay muy buenos equipos", afirmó. "Pero nosotros también tenemos uno bueno. Deberíamos estar muy orgullosos. Así que si nos las ingeniamos para usar nuestro talento, y las capacidades que tenemos, creo que deberíamos ser aspirantes al título".