Publicado: 19.05.2014 07:00 |Actualizado: 19.05.2014 07:00

Las series también quieren sacar tajada de las viñetas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Harto de películas basadas en cómics? Pues ahora le toca el turno a las series. Como si el cine se le hubiese quedado pequeño, el mundo de las viñetas ha empezado a extender sus largos tentáculos por la televisión. El éxito de audiencia de series como The Walking Dead, Arrow y Agents of SHIELD ha propiciado que las cadenas se animen a sacar partido de un fenómeno -el de los cómics- que lleva años dando jugosos beneficios a las productoras y distribuidoras cinematográficas. Algunas de esas nuevas ficciones cuentan con precedentes en el cine nada halagüeños, otras son spin-off y varias llegan sin mácula a la televisión. Títulos como Gotham y Constantine pueden dar muchas alegrías a los asiduos al género, con un tono más de novela gráfica que de cómic. No así otras.

Una de las primeras de las que se tuvo noticia fue The Flash, serie basada en el personaje de DC y producida bajo el sello de The CW . Flash -no confundir con Flash Gordon que ese es otro- es el superhéroe más rápido de las viñetas. Creado por Gardner Fox y Harry Lampert, el personaje en el que se centrará la serie y que ha sido introducido en la segunda temporada de Arrow será Barry Allen, el segundo Flash de los cómics. El encargado de darle vida será Grant Gustin. La culpa de que Allen, miembro del cuerpo de policía, se convierta en el tipo más rápido sobre la Tierra tiene que ver con un rayo. De ahí el logo y el traje. Queda en coma y cuando despierta nueve meses después tiene supervelocidad. Como curiosidad, The Flash, cuyo estreno está previsto para el próximo otoño en The CW, contará en el reparto con John Wesley Shipp, actor que dio vida a Allen en la serie de comienzo de los noventa.


The Flash no será la única nueva producción basada en las viñetas de The CW, ya que la cadena especializada en ficción para adolescentes tiene otra en la cartera. Se trata de iZombie, serie de muertos vivientes que cuenta la historia de una chica que busca trabajo en el despacho del forense para tener acceso directo a cerebros humanos, su plato predilecto. El origen de esta serie tan alejada del tono de The Walking Dead está en la historia de Chris Roberson y Michael Allred, creadores del cómic.

Otoño es la estación elegida por Fox para el lanzamiento de una de las grandes apuestas de cara a la próxima temporada, Gotham. El tráiler, que ha sido hecho público en los últimos días, resume en cuestión de dos minutos por dónde irá la serie. El protagonista no será Batman, sino el comisario Gordon en sus años de juventud. Un James Gordon (Ben McKenzie) cargado de ideales y buena voluntad que lucha contra el crimen en una ciudad oscura y condenada, Gotham.

Eso sí, que nadie espere ver a Batman porque la acción transcurre en los años previos a su llegada. De hecho, según se puede ver en el primer tráiler, Gotham incluirá en su trama el asesinato de los padres de Bruce Wayne y cómo Gordon y el pequeño heredero del imperio Wayne entraron por primera vez en contacto. También habrá otros protagonistas muy familiares para los seguidores del universo del Hombre Murciélago como Catwoman o el Pingüino antes de convertirse en villanos. Todos en su versión infantil. Un viaje a los orígenes en toda regla.

 

Gotham no deja de ser un spin-off de Batman como Agent Carter lo es de la saga de Los Vengadores. De momento, el proyecto apadrinado por la ABC está en vías de desarrollo y sólo se ha mostrado el cartel. En él, la agente Margaret ‘Peggy' Carter, secundaria en algunas de las películas de la saga vengadora. En el cine Carter ha sido Hayley Atwell y la actriz repetirá personaje en la serie siguiendo el ejemplo de Clark Gregg como Phil Coulson y su salto de la gran a la pequeña pantalla con Agents of SHIELD. Entre lo poco que se sabe hasta el momento está que la historia se ambientará a finales de los cuarenta. Para quienes se pierden con tanto spin-off, cameo, cross-over y entrada y salida de personajes, Carter era la enamorada del Capitán América en la primera entrega en el cine. Aquella a la que plantaba al quedarse congelado. Ahora sé sabrá cómo siguió su vida tras la desaparición de Steve Rogers.

Netflix, en su reciente y fuerte apuesta por las series (House of Cards es suya), se ha subido al carro de las adaptaciones de cómic eligiendo a un personaje maltratado por el cine, Daredevil. El superhéroe ciego que se gana la vida como abogado tendrá una serie digna que promete hacer olvidar a Ben Affleck y su fallido intento. Los responsables del proyecto prometían hace unos días que será una "megapelícula de 13 horas". La idea es estrenar el próximo año, pero aún no tienen al actor protagonista. Una primera temporada de 13 episodios que serán estrenados simultáneamente.

Quien tampoco recibió buenas críticas en su salto al cine y vivirá una nueva oportunidad en formato serie es John Constantine, el fichaje de los cómics de NBC para el próximo otoño. El personaje está sacado de Hellblazer, cómics que giran en torno a un investigador de lo paranormal que tiene la habilidad de reconocer tanto a demonios como ángeles por la calle. Un crápula de mala vida que se gana el sueldo con un trabajo muy poco corriente. En el cine fue Keanu Reeves, mientras que para la serie de NBC han elegido al británico Matt Ryan, quien guarda un parecido mucho mayor con el personaje creado por Alan Moore y del que dicen está inspirado físicamente en el cantante Sting. En las viñetas, Constantine nació como secundario de La Cosa del Pantano y gustó tanto que logró su propia historia, Hellblazer. Ahora, tendrá su serie de televisión.