Público
Público

Un servicio de salud caro no siempre es el mejor, según la OCDE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estados Unidos gasta más en salud que cualquier otro país, pero el sistema de salud más caro no siempre es el mejor, dijo el martes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La reforma del sistema de salud ha dominado la política estadounidense durante meses. El presidente Barack Obama ha defendido la medida como un modo de limitar los costes y a la vez ampliar la cobertura a más de 46 millones de estadounidenses que actualmente no tienen servicio de salud.

El informe "Una mirada a la salud" de la OCDE, con sede en París, recoge que Estados Unidos gastó 7.290 dólares per cápita en salud en 2007, un 16 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) y casi dos veces y medio más que el promedio de la OCDE, de 2.984 dólares.

Luxemburgo, Noruega y Suiza también gastan mucho más que la media de la OCDE, mientras que en Turquía y México el gasto en salud fue menos de un tercio de esa cifra.

Pero Estados Unidos integra junto a estos dos el grupo minoritario de países de la OCDE que no ofrecen cobertura de salud universal o casi universal, indicó el informe.

"Todos los países tienen posibilidades de mejorar su rendimiento en el sistema de salud y hacer esas mejoras no necesariamente implica gastar más", dijo el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, en un comunicado.

El informe sobre el gasto de salud y la calidad del servicio mostró un progreso en el tratamiento de enfermedades graves como el cáncer, sobre todo en los países más ricos.

Pero pese a las crecientes tasas de enfermedades crónicas como asma y diabetes, el cuidado de esas dolencias "no alcanza un buen nivel en demasiados países", lo que provoca un deterioro de la salud y mayores costes médicos, sostuvo el informe.

El estudio demostró que Estados Unidos y Canadá tienen un buen servicio de salud, con un mayor número de personas examinadas y un mayor número de pacientes con cáncer recuperados que cualquier otro país.

Japón también tiene mayores tasas de supervivencia de personas con cáncer que el resto de los países.

Holanda, Italia, Suiza y Alemania ofrecen buenos servicios de atención primaria, reduciendo el costoso tratamiento en hospitales por enfermedades crónicas como asma o diabetes. Pero ningún país de la OCDE brinda un servicio de alta calidad en todas las áreas.

El gasto en medicamentos está aumentando en todos los países de la OCDE, sobre todo los recetados para la diabetes y los antidepresivos. Pero el informe señaló que en Estados Unidos hay demasiadas internaciones por complicaciones de la diabetes, lo que sugiere la necesidad de mejorar el servicio de atención primaria.

La expectativa de vida al nacer ha aumentado más de 10 años en los países de la OCDE desde 1960, dijo el informe, lo que a su vez refleja una caída de las tasas de mortalidad en todas las edades.

Pero la obesidad es un problema cada vez más común en los países del grupo y más de uno de cada tres estadounidenses sufren esta enfermedad.

El estudio también investigó el cuidado de pacientes graves con enfermedades como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, y demostró que menos del 5 por ciento de las personas hospitalizadas tras un ataque al corazón mueren a los 30 días de haber ingresado en el hospital.

Islandia, Dinamarca, Suecia y Noruega tuvieron los mejores resultados, con tasas de mortalidad de apenas el 3 por ciento.