Público
Público

Los servicios sostienen el PIB mientras la industria flojea

Salgado cree que la caída del gasto familiar en el tercer trimestre es "transitoria"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con sorpresa y cautela. Así acogieron ayer los expertos el dato desagregado del PIB, esto es, la descomposición por sectores de la actividad económica, en el tercer trimestre del año. Tal y como ya se había avanzado, el PIB creció un 0,2% frente al año anterior, pero se estancó en verano respecto al segundo trimestre del año, con una evolución del 0,0%. Sólo unas centésimas salvaron a la actividad económica de entrar en terreno negativo.

Por sectores, fueron los servicios los que soportaron el peso de la economía durante el verano al aportar hasta seis décimas de crecimiento al PIB. En los tres trimestres anteriores, la industria había sido la rama de actividad con más fortaleza, pero en el tercer trimestre cayó de forma acusada (un 1,3%), y los servicios tomaron el relevo.

El economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, apunta que fueron en concreto los servicios producidos por el sector privado los que apuntalaron la actividad. El sector público se retrajo hasta un 0,2%, frente al crecimiento de un 0,8% de la actividad privada. Este dato es una buena noticia, ya que marca cierta independencia del tejido productivo frente al gasto público. En este sentido, el impulso del turismo fue determinante, ya que el gasto de los extranjeros subió un 5,4% (frente a una caída del 0,9% en el trimestre anterior), el primer dato positivo en dos años y medio.

El principal lastre fue el consumo privado de las familias, uno de los pilares habituales, que en esta ocasión se contrajo un 1,1% cuando había registrado un fuerte repunte en primavera (1,5%). El coordinador del servicio de estudios del Instituto Flor de Lemus, Emiliano Carluccio, mostró ayer su sorpresa por la 'pronunciada fluctuación' de este dato, que no acostumbra a dar saltos tan bruscos. Según Carluccio, los consumidores suelen suavizar sus hábitos de consumo, pero no alteran sus decisiones de forma tan súbita.

El propio INE atribuye a varios factores este resultado, entre los que destaca la eliminación de los estímulos fiscales al consumo (como las ayudas para la compra de coches) y la subida del IVA, que pudo producir un efecto de anticipación en la demanda en la primera mitad del año.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, apuntó durante su estancia en Bruselas que 'ha habido un efecto tanto de la modificación de los tipos del IVA como de la finalización de los planes de estímulo, pero ese efecto no ha sido suficiente para compensar el crecimiento del consumo que se venía manifestando ya desde inicios del año'. De hecho, la tasa interanual del consumo todavía sube un 1,4%. Para Salgado, las cifras del INE 'coinciden con las previsiones del Gobierno' y ponen de relieve una 'estabilización' de la economía española que tiene carácter 'transitorio'. 'Nuestra actividad, nuestro PIB, volverá a crecer en los meses siguientes', aseguró.

Díez señala que el aumento del gasto de los españoles en el exterior (5,2%) durante el verano puede haber desviado parte del consumo al exterior y podría regresar en los últimos tres meses. Por su parte, el director de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), Pablo Vázquez, atribuye el retroceso del consumo a un aumento de la incertidumbre entre los ciudadanos, que no son optimistas frente al mercado laboral.

El descenso en la inversión en bienes de equipo (5,2%) es también un dato poco halagüeño pero mucho más volátil que el del consumo, por lo que los expertos aconsejan prudencia hasta ver el conjunto del año.

DISPLAY CONNECTORS, SL.