Público
Público

Seúl no dañó las baterías norcoreanas tras el ataque, según las imágenes de satélite

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las posiciones de artillería norcoreanas no sufrieron daños visibles por el intercambio de disparos con Corea del Sur el pasado 23 de noviembre sobre la isla de Yeonpyeong, según imágenes de satélite divulgadas hoy en Seúl.

Las fotos, recogidas hoy por las cadenas surcoreanas, fueron tomadas tres días después del ataque por el servicio de Satélite DigitalGlobe y publicadas por el grupo estadounidense de estudio Stratfor.

Las imágenes muestran catorce cráteres dispersos en un área detrás de una aparente línea de posiciones norcoreana, sin que ésta sufriese impacto directo alguno.

Cuatro personas murieron en la isla surcoreana de Yeonpyeong por el ataque de artillería de Corea del Norte, que fue respondido por fuerzas de Corea del Sur.

Según el análisis de Stratfor, "no está claro que el contragolpe surcoreano fuera lo suficientemente rápido y efectivo".

La Junta del Estado Mayor Conjunto dijo tras el intercambio de disparos que Corea del Norte había sufrido graves daños por la respuesta surcoreana al bombardeo.

El Ejército surcoreano aseguró haber respondido con 80 rondas de obuses desde Yeonpyeong a los 170 proyectiles lanzados desde la costa norcoreana, a apenas trece kilómetros de distancia.

Hoy, dos legisladores de la formación gobernante en Corea del Sur, el Gran Partido Nacional (GPN), indicaron que las fuerzas del régimen comunista norcoreano sufrieron daños aparentemente, pese a lo que muestran esas imágenes de satélite.

El legislador Kwon Young-se aseguró que en la isla de Mudo, una de las áreas desde donde salieron los disparos norcoreanos, impactaron diez obuses y uno de ellos llegó a instalaciones militares, por lo que pudo causar víctimas.

Otro parlamentario del GPN, Kim Moo-sung, afirmó que, de los 80 proyectiles que lanzó el Ejército surcoreano desde Yeonpyeong, 45 cayeron en territorio norcoreano y 35 en el mar.

El Gobierno surcoreano se ha enfrentado a críticas por su deficiente respuesta al ataque norcoreano, lo que provocó la dimisión del ministro de Defensa, Kim Tae-young, dos días después del suceso.