Público
Público

Seúl y Washington perfilan un "paquete completo" de incentivos para Pyongyang

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Corea del Sur y EEUU empezaron a perfilar hoy un "paquete completo" de incentivos para que Corea del Norte se desnuclearice, poco antes de una cumbre regional de seguridad a la que asistirá también el resto de sus socios a seis bandas.

Según la agencia local de noticias Yonhap, el secretario de estado adjunto para Asia del Este y Pacífico, Kurt Campbell, se reunió hoy en Seúl con el negociador nuclear surcoreano, Wi Sung Lac, y otros representantes del Gobierno surcoreano.

"Creo que tenemos que asegurarnos de que estamos extremadamente coordinados en un periodo muy importante", dijo Campbell, que realiza estos días su primera visita oficial a Corea del Sur desde que asumió su nuevo cargo.

Wi y Campbell discutieron sus agendas con respecto a las "provocaciones" nucleares y militares de Corea del Norte, entre las que se incluye un "paquete completo" de incentivos, que sin embargo no fueron discutidos en detalle, según dijeron a Yonhap fuentes cercanas al encuentro.

La idea de este paquete completo fue inicialmente propuesto por Seúl, según las citadas fuentes, y se acaba de empezar a negociar entre los miembros del proceso de diálogo a seis bandas para la desnuclearización norcoreana, en el que participan las dos Coreas, EEUU, Japón, China y Rusia.

Este proceso lleva estancado desde diciembre de 2008, debido a una falta de consenso respecto a la verificación del proceso de desnuclearización de Corea del Norte.

Campbell se reunió además en Seúl con los ministros de Unificación y de Asuntos Exteriores y esta tarde partirá rumbo a Tailandia para asistir al foro regional de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Campbell instó ayer a Pyongyang desde Seúl a tomar "pasos serios e irreversibles" sobre su programa nuclear, como una condición previa al citado paquete de incentivos.

Pyongyang dijo en abril pasado que abandonaba las negociaciones para su desnuclearización como protesta ante la condena del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por el lanzamiento de un cohete de largo alcance ese mismo mes, que se sospecha que fuese la prueba encubierta de un misil.

El régimen comunista llevó además a cabo su segunda prueba nuclear el pasado mayo, tras la cual efectuó además varios lanzamientos de prueba de misiles de corto alcance hacia el Mar del Este (Mar de Japón).

Esto le supuso nuevas y más firmes sanciones por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

Campbell aludió además durante su viaje a Seúl a una estrategia de "doble vía" con respecto a Corea del Norte, basada en sanciones, por un lado, y diálogo, por otro.

Según el enviado, Washington quiere transmitir un "mensaje firme de desaprobación" ante "las provocaciones" de Pyongyang, aunque apuntó a que es importante "dejar la puerta abierta" por si los norcoreanos deciden volver a la mesa de negociaciones.