Público
Público

Sevilla trata de intimidar a los clientes de la prostitución

El cliente de la prostitución es el objetivo de la campaña de sensibilización que comenzó ayer el Ayuntamiento de Sevilla. “Con el lema ‘¿Tan poco vales que tienes que pagar?’ se trata de disuadir a los

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esta campaña es la antesala del ‘Plan integral contra la prostitución’ que entrará en vigor a finales de este mes e intentará reducir esta actividad, que se calcula practican 18.230 mujeres en Andalucía.

Se ha colocado el primer soporte del plan, la cartelería, en las zonas “más conflictivas” de la ciudad. La Alameda de Hércules, Nervión, y los polígonos industriales serán los primeros en leer eslóganes como: ‘La prostitución existe porque tú pagas’ o ‘El precio incluye: humillación, vejación, violencia...’. El día 10 se añadirán las banderolas, las marquesinas de autobús y los Muebles Urbanos para la Presentación de Información (MUPIs). Las reacciones han sido diversas. La oposición municipal pide que las medidas contra la prostitución queden dentro de la ‘Ordenanza Antivandálica’. “Como ocurre en Madrid y Barcelona”, explica Juan Ignacio Zoido, portavoz del PP sevillano. “Esta es la mejor forma de velar por la dignidad de las mujeres”.

Tampoco están satisfechas con la campaña las asociaciones de vecinos que más habían levantado la voz contra esta práctica. José Carlos Díaz, presidente de la asociación de vecinos Huerta del Pilar, califica la campaña como “un derroche de dinero público”, que no va a ayudar a solucionar el problema. “Lo que hace falta es actuar para sacar de la calle a esas señoras que se ven forzadas a realizar este trabajo”.

Apoyo a la campaña

Más optimista se muestra Alicia Varó, presidenta de la Federación Andaluza de Mujeres Progresistas, que ha colaborado con el Ayuntamiento en el Plan integral. “Esta campaña va en la línea de lo que nosotras defendemos, tratar de sensibilizar al cliente”. A la federación, que integra dos asociaciones de trabajadoras del sexo, le gustaría que “algo se les remueva a los hombres, que al menos se avergüencen”. “Creemos que campañas como esta colaboran a que no se vea como algo normal”, explica Varó.

También el Ayuntamiento de Málaga se ha dirigido a los clientes con una campaña, pero en este caso alertando del riesgo sanitario que esta actividad puede suponer para los usuarios. Se trata de una solución provisional antes de implantar una ordenanza que conllevará sanciones para quienes contraten a una prostituta en la vía pública. Esta normativa se inspira en la ordenanza municipal de Barcelona, donde, en cambio, también se sanciona a las prostitutas. Estas se quejan de que al final son las únicas multadas.

Videovigilancia

Otra de las propuestas que se ha barajado por parte del alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, es la instalación de cámaras de vigilancia para controlar la prostitución. Sólo los vecinos se muestran a favor de la videovigilancia, que ha sido rechazada por el PP, y el Foro Social de Sevilla, que se niega “a un 1984”. Esta medida ya se llevó a cabo en la calle Montera de Madrid y su único efecto fue trasladar el negocio a otras zonas.

El perfil del cliente de la prostitución

El INE cifra en un 27% los varones españoles de 18 a 49 años que reconocen haber recurrido alguna vez a los servicios de una prostituta.
Según un informe de la Fundación Alternativas, el perfil social es muy variado, pero puede resumirse en dos grupos. Por un lado, los que acuden a la prostitución en la calle, casados, de mediana edad, obreros y con pocos estudios. Por otro lado, los que prefieren los pisos y los burdeles son de clase media y alta, que demandan servicios especiales.

Los estudios actuales , como el de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (APRAMP), muestran que la media de edad está bajando de más de 40 a la treintena.

Han surgido nuevos modelos de prostitución, como el turismo sexual, los servicios de acompañantes o la prostitución vía Internet.