Público
Público

"La SGAE no debe existir"

Richard Stallman es fundador del Proyecto GNU. Considerado uno de los padres del software libre y del movimiento ‘copyleft’, Stallman habla del canon digital y asegura que debería instaurarse un impuesto que se repartiera entre los auto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Richard Stallman (Nueva York, 1953) viste con pantalón sport, polo granate y abrigo chillón, sobre el que descansa una melena que se funde con la poblada barba.

Fundador del Proyecto GNU, destinado a crear un sistema operativo de código abierto, Stallman es una referencia para el movimiento del software libre y es también conocido por su posición beligerante contra las patentes de software y el copyright (es, de hecho, el ideólogo del concepto copyleft, que permite la copia y distribución de obras bajo determinadas circunstancias).

Con una lata de bebida gaseosa –a las 10 de la mañana–, lo primero que ha hecho nada más levantarse ha sido conectarse a su portátil, su fiel compañero también durante la conferencia que pronuncia en la Universidad de Huelva, invitado por la Consejería de Innovación de la Junta de Andalucía.

En un español con marcado acento de EEUU, Stallman responde a las preguntas de Público previa advertencia a todo aquel que se acerca para conversar o hacerse una foto con él: “Por favor, pronuncia des-pa-cio y con todas las consonantes”.

El gurú de la informática con aires hippies está dispuesto a hablar, algo a lo que no siempre es fácil que se preste.

Es obligado comenzar esta entrevista con el delicado asunto del canon digital. ¿Comprende usted a todas las partes?

No comprendo todos los detalles, pero no me parece delicado. El tema está muy claro: el canon no debe existir y la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), tampoco. Propongo reemplazar el canon por un impuesto y con una agencia pública para gestionar el uso del dinero que luego se pagaría a los artistas, a los que se dedican a escribir, a hacer música y a otras artes. Pero sólo a los artistas. Nada para las empresas.

Tiene que ser transparente y debe compensar a cada artista, aunque no en proporción a su éxito porque una gran estrella puede tener, fácilmente, mil veces el éxito de otro artista. Es la meta de tener tal sistema: apoyar al arte.

Sí, pero ¿quién paga ese dinero?

Todos, como ahora con el canon. Es normal que paguemos impuestos. Y sí, quizás pago más para apoyar una función del Estado que me da beneficios, pero eso no es injusto. Si compro un disco para hacer copia de mi programa y he de pagar un impuesto para apoyar la música, no me parece injusto, siempre que el impuesto no sea demasiado grande.

Muchos autores españoles han firmado un manifiesto en el que defienden la copia privada como el mejor sistema para paliar las pérdidas que sufren los creadores por las copias.

Es absurdo porque no son pérdidas. Es dinero que habrían querido ganar y no ganaron.

¿Cree que se está politizando el tema?

Sí. ¿Quiénes son más importantes, nosotros o las grandes estrellas? ¿Quiénes son los pocos artistas que realmente ganan mucho con el sistema actual? Ellos quieren hacernos pensar que les debemos dinero por cada uso. No estoy de acuerdo. No les debemos nada. Estoy a favor de apoyar la música, pero la idea de que debemos algo a un artista por escuchar una canción es absurda.

¿Y qué pasa con las redes P2P, como eMule? ¿Cuál es la solución?

Legalizarlo porque es ético.


En 1983, anunció un sistema operativo libre basado en la licencia GNU. ¿Se considera un visionario?

No sé, porque no inventé el concepto de software libre. Aprendí a practicar, a vivir la vida del software libre en el laboratorio, en la universidad. Vi ante mí un mundo de software privativo y fue horrible. Entonces, decidí luchar por crear de nuevo una comunidad libre.

Le he oído decir frases como ésta hace unos minutos: “Vivimos en una sociedad que no nos enseña a vivir en libertad”.

Es bueno que los sacrificios necesarios sean pequeños. Es más fácil. Ha habido gobiernos y políticos que han apoyado directamente el software libre, como el caso de Ecuador, o Ségolène Royal en Francia…

En Andalucía tenemos Guadalinex. ¿Qué le parece?

Básicamente, es una versión del sistema operativo GNU con Linux, pero también ofrece la instalación de aplicaciones privativas.

Y eso no le gusta, claro.

No, no podría recomendar esa versión del sistema. Sugiero versiones que no ofrecen programas privativos para instalar. Es menos malo que otros, pero todavía no llega a apoyar completamente la libertad.

Dentro de los gobernantes, tiene buena relación con Hugo Chávez.

No le conozco mucho. Le he visto un par de veces. No tengo bastante relación con él para decir si es una relación buena o mala, pero sí apoya el software libre.

Hay un debate también en torno a la web 3.0. ¿Cuál es su visión?

No me interesa. Me interesa la libertad. Me interesa que, haga lo que haga la Web en el futuro, sea con software libre y no con software privativo, que los usuarios tengan el control de su informática.