Público
Público

La SGAE observa en España una actitud poco proclive a la propiedad intelectual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Sociedad General de Autores (SGAE) ha observado en la crisis económica un "excelente caldo de cultivo" para el consumo gratuito de productos musicales y audiovisuales a través de las descargas ilegales internet, y percibido en España una actitud social "poco proclive a la propiedad intelectual".

Así se ha expresado en Valladolid el director de Socios y Clientes de la SGAE, Juan Nebreda, durante la presentación del balance económico y de actividades de esa entidad en el ámbito territorial de Castilla y León, cuyos artistas ingresaron 18,9 millones de euros durante 2007 en concepto de derechos de autor.

La crisis económica "afecta de una forma muy directa e importante a la industria del ocio y se va a notar de una forma muy clara", hasta el punto de que "en los próximos dos o tres años los artistas se van a dedicar básicamente a la música en directo", ha precisado Nebreda en relación con los compositores e intérpretes.

Ha constatado también una caída "en picado" y generalizada del número de espectadores en las salas de cine que en modo alguno ha vinculado "a la famosa frase de que el cine español se encuentra en crisis", y sí relacionado con "el cambio de hábitos de ocio en la población" cristalizada en "un potente tirón en internet que parece ser una constante en todo el entorno de la Unión Europea".

"Se ha cambiado la magia del cine en directo por la descarga y el consumo inmediato mediante internet, aunque ésta no debe ser la última de las causas si tenemos en cuenta que no se reduce de la misma manera la asistencia a los estadios de fútbol cuando se televisan todos los partidos", ha sopesado Nebreda.

Acerca de la eficacia de los procesos judiciales abiertos a instancia de la SGAE para proteger los derechos de autor, el director del departamento de Socios y Clientes ha revelado que se ganan en un 96 por ciento.

Nebreda, dentro de este capítulo, se ha pronunciado acerca de la reciente sentencia judicial en favor de un hotel de cuatro estrellas radicado en Burgos y que fue denunciado por no pagar los derechos de autor del hilo musical de ese establecimiento.