Público
Público

Shakira y Alejandro Sanz piden incluir a la infancia en la agenda de la Cumbre Iberoamérica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cantantes Shakira y Alejandro Sanz pidieron hoy a los presidentes de América Latina que incluyan el desarrollo en la infancia temprana en la agenda de la próxima Cumbre Iberoamericana que comenzará en El Salvador el próximo 29 de octubre.

Los artistas participaron en un foro organizado por la Fundación ALAS y la Universidad de Columbia, titulado "Los niños de Latinoamérica: Un futuro sin pobreza", junto a los presidentes de México, El Salvador, Argentina, Panamá y Uruguay.

"Queridos presidentes, queremos pedirles que el tema del desarrollo temprano sea llevado a su próxima Cumbre Iberoamericana, que se llegue a un acuerdo programático, con metas específicas y concretas para que cada niño de América Latina reciba nutrición, educación y estimulación desde el momento en que nace", dijo la estrella colombiana.

Para Shakira, el acto de hoy fue "una oportunidad histórica para nuestros niños latinoamericanos", ya que permitió reunir a cinco mandatarios y pedirles un compromiso con la pobreza infantil, "uno de los temas más críticos que afectan a la región".

La Fundación América Latina en Acción Solidaria (Fundación ALAS) fue creada para luchar contra la pobreza que mata a más de 350.000 niños cada año en la región.

El cantante español se alineó con Shakira y añadió que: "nuestra intención es hacer comprender a todos que es fundamental que el Estado se haga cargo del desarrollo de los niños de cero a seis años", edad en que se establecen las aptitudes básicas, especialmente el habla y la capacidad de comunicación.

"Queremos conseguir el compromiso de los presidentes aquí presentes de que convertirán esa tarea en uno de sus principales proyectos", afirmó Sanz.

En ese sentido, el presidente de México, Felipe Calderón, detalló que en su país se ha puesto en marcha el Programa Oportunidades, que otorga ayudas económicas a los padres con el compromiso de que lleven a sus hijos a la escuela y al médico.

"Ese programa busca invertir en valor humano. Estamos abriendo la única puerta que puede sacar a los niños de la miseria, que es la escuela y la sanidad, y al mismo tiempo les estamos dando ingresos", indicó.

Añadió que su Administración también facilita que cada niño nacido cuente con un seguro médico para él y su familia, que las embarazadas tengan ayuda alimentaria y que las madres tengan ayuda para seguir formando parte de la fuerza laboral del país.

El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, también habló de sus programas sociales para la niñez, entre éstos el suministrar comidas en las escuelas, lo que ha reducido la deserción, y ofrecer ayuda económica a los padres.

Por su parte, la mandataria argentina, Cristina Fernández, aseguró que para reducir la pobreza en América Latina son necesarias la capacitación laboral y la creación de empleos decentes para que los padres puedan trabajar y ofrecer un mejor provenir a sus hijos, y apostó por la colaboración entre el sector público y privado.

"No somos el continente más pobre, pero sí donde más desigualmente están repartidos los ingresos: Chicos desnutridos con padres sin trabajo, pero al mismo tiempo otros con todo lo que le falta a la mayoría", afirmó.

El presidente de Panamá, Martín Torrijos, se refirió a la "política de coherencia social" puesta en marcha "para atacar la pobreza de forma contundente" y tratar de ofrecer igualdad de oportunidades, "que es lo que le ha faltado a la región para que todos puedan desarrollarse plenamente".

Por contraposición, el mandatario paraguayo, Fernando Lugo, habló de un país donde la niñez aún no disfruta de los beneficios mínimos de los que gozan otros países de la región y dijo, "casi con vergüenza".

"Vengo del otro lado de la historia, de un país del que me hubiera gustado contar lo que contaban (sus colegas), de ese mundo que queremos cambiar, el de los pobres, el de los olvidados", argumentó Lugo, quien invitó a los artistas a que visiten su nación antes de que acabe el año.