Público
Público

Sharon Jones:"Me dijeron que era demasiado baja, negra y gorda para triunfar"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nunca fue "la más alta, la más guapa o la más delgada", pero si de algo puede presumir la cantante estadounidense Sharon Jones, al margen de su portentoso chorro vocal, es de una fe inquebrantable en sus propias posibilidades.

"Siempre me dijeron que era demasiado baja, negra y gorda para triunfar en la música, pero me juré a mí misma que un día conseguiría la aceptación del público gracias a mi voz, no por mi aspecto", explica Jones en una entrevista con Efe.

La nueva diva del soul afroamericano se encuentra de visita en Madrid para presentar su cuarto trabajo discográfico, "I learned the hard way", un compendio de doce piezas que este jueves sonarán en la sala Joy Eslava.

"Teníamos veintiún canciones y hemos tenido que hilar muy fino para escoger las doce finales, porque no queríamos que cada una fuera por su lado, sino que existiera una coherencia", detalla Jones.

La vocalista expone que su nuevo disco tiene "un sonido más pop", ya que se han añadido "más arreglos, más cuerdas, más voces, más instrumentación". "Pero al final todo queda dentro del soul, porque es la música que nos mueve de verdad", afirma.

El título del álbum -"Aprendí el camino difícil"- es una referencia a las experiencias vitales de la intérprete, que no pudo hacerse un hueco en la música hasta cumplidos los 46 años: "He intentado dedicarme a esto desde la década de los setenta, pero mi primer disco se publicó en 2002".

Aunque trabajó como guarda de prisiones hasta finales del siglo pasado, la artista ha recuperado el tiempo perdido con The Dap Kings, el octeto junto al que ha demostrado el buen estado de salud del funk y el soul.

"Sabemos que estamos haciendo las cosas bien cuando alguien se acerca y nos dice que nuestra música le recuerda a grupos de hace cuarenta años; ese es el auténtico propósito de todo nuestro trabajo", asegura la cantante nacida en Georgia.

Lejos de colgarse medallas que no le pertenecen, Jones declara que "la composición de las canciones es cosa de los chicos". "Yo no me involucro casi nada en escribir las letras, sino que me limito a ponerles mi voz, mi toque personal", aclara.

El bajista Bosco Mann, que ha seguido con interés la conversación, considera que "es muy fácil escribir canciones para una voz tan maravillosa como la de Sharon". "También hemos crecido como grupo y ahora somos una auténtica familia con una visión conjunta, y nos resulta más sencillo componer entre todos", añade.

"Better things", "Give it back", "The reason" o "Money" son algunas de las piezas registradas en "I learned the hard way", un trabajo de marcado carácter romántico. "No tienes que estar enamorada para cantarle así al amor, te basta con tener la experiencia", asevera Jones.

Las referencias religiosas son constantes en el discurso de la vocalista, que dio sus primeros pasos en el coro de una iglesia: "Empecé cantando gospel y creo que todo viene de esa época tan importante en mi vida. Logré la experiencia necesaria para saber que no quería girar hacia el pop, sino que debía mantenerme fiel al soul".

"Las raíces del funk y el soul están en el gospel. Sam Cooke, Wilson Pickett, Tina Turner, Mavis Staples..., todos empezaron cantando gospel", puntualiza.

Crítica, público y artistas han elogiado de forma unánime el sonido de Sharon Jones & The Dap Kings, pero la artista opta por mantener los pies en el suelo: "Es todo cuestión de trabajo, sin más. Hemos hecho las cosas bien durante muchos años, la gente nos agradece el esfuerzo y nos regala su reconocimiento", remata.