Público
Público

Sheryl Crow muestra su lado más crítico en "Detours"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cantante estadounidense Sheryl Crow regresa sin pelos en la lengua con "Detours", su nuevo álbum después de dos años complicados en los que la artista tuvo que hacer frente a un cáncer de mama y a su ruptura con el ciclista Lance Armstrong.

Crow, de 46 años, aseguró que vuelve sin miedos y con la "urgencia de intentar incitar a la gente para que seamos dueños de nuestro poder", según declaraciones recogidas hoy por la CNN, en las que la cantante hacía referencia a los siete años de George W. Bush en la Casa Blanca.

El último trabajo de la ex pareja del heptacampeón del Tour de Francia está cargado de contenido político y social y deja en un segundo plano los mensajes optimistas que caracterizaron las canciones que la hicieron famosa, como "All I Wanna Do" o "If it Makes You Happy".

En los 14 temas incluidos en "Detours", Crow trata desde el cáncer y el amor perdido, hasta el huracán Katrina o la guerra de Irak.

"No temo decir lo que siento", confesó la artista que en "God Bless This Mess" (Dios bendiga este lío) critica a Bush del que dice que después del 11 de septiembre se dirigió a la población "con palabras reconfortantes y lágrimas en los ojos" y después dirigió a Estados Unidos "a una guerra basada en mentiras".

Sheryl Crow, que recuperó para su nuevo trabajo a Bill Bottrell, el productor de su álbum debut, "Tuesday Night Music Club", evitó referirse a su relación con Armstrong de forma explícita, aunque sí dejó escapar sus sentimientos "de forma poética" en el tema "Diamond Ring".

"Hablo de ello con mis propias palabras, de una forma que se inspira desde el espíritu. Los detalles escabrosos no son tan interesantes", sentenció Crow.