Público
Público

Shinawatra justifica su exilio por razones de seguridad y defiende su inocencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex primer ministro tailandés Thaksin Shinawatra, exiliado desde el golpe de Estado militar que le depuso en 2006, dijo hoy a su vuelta a Bangkok que no regresó antes porque temía por su vida y aseguró que los procesos de corrupción abiertos contra él son falsos.

Shinawatra señaló, durante su primera rueda de prensa tras su regreso, celebrada en un hotel de Bangkok, que temió por su seguridad y la de su familia durante el tiempo que los militares gobernaron el país y por eso no se decidió a volver.

"Antes del golpe, hubo varios intentos de asesinarme. El caso del coche bomba sigue en un tribunal militar", recordó el multimillonario Shinawatra, quien ha pasado los últimos 17 meses a caballo entre Londres y Hong Kong.

"Casi todos los miembros de mi familia y yo hemos sido acusados de delitos en procesos legales que no han cumplido con los estándares internacionales", afirmó el ex primer ministro en la lectura de su comunicado en tailandés.

Aseguró que los militares golpistas "intervinieron en el sistema judicial" para producir las acusaciones y las dos órdenes de búsqueda y captura que pesan contra él y parte de su familia, y que obligaron a detenerlo tras desembarcar en Bangkok y a llevarlo ante un juzgado que le concedió la libertad bajo fianza.

Manifestó que tras las elecciones generales del 23 de diciembre pasado, que ganaron sus partidarios, se ha restablecido la democracia en el país y había llegado el momento apropiado para volver y defenderse de las falsas acusaciones.

"No busco venganza contra nadie (...) Deseo vivir en paz y con mi familia, como cualquier otro tailandés que busca la guía y la bendición real", añadió Shinawatra, quien durante su exilio se compró una mansión de diez millones de dólares en Hong Kong y el club de fútbol inglés Manchester City.

Shinawatra, un antiguo coronel de la Policía que dejó el cuerpo para forjar un imperio financiero que le convirtió en una de las personas más ricas de Tailandia, ha asegurado que no tiene intención de regresar a la política.