Público
Público

¿Siempre hay más peces en el mar? Piénsatelo dos veces

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los océanos y lagos del mundo se consideraron en el pasado una fuentes inagotable de peces para que los humanos se alimentaran, pero la pesca indiscriminada y la acuicultura han reducido a algunas especies y dejado famélicas a otras, dijeron el lunes dos informes.

Se espera que el cambio climático desestabilice a las poblaciones de peces, forzando a las especies de agua tibia a trasladarse más cerca de los polos, además de cambiar los hábitats y las cadenas alimenticias tanto en aguas saladas como dulces, explicaron los informes.

Los peces grandes con más posibilidades de acabar en los platos de las familias de los países ricos -como el salmón o el atún- ya se pescan de forma indiscriminada, afirmó la organización sin ánimo de lucro Oceana, agregando que ahora la presión está sobre las especies más pequeñas a las que se comen esos peces.

"Hemos cogido a todos los peces grandes y ahora vamos a por su comida", dijo Margot Stiles, una de los principales autores del informe "Océanos Hambrientos".

"Estamos robando los suministros de comida del océano, éstos son peces que no solíamos comer", aseveró.

La disminución de peces plantea un problema potencial para los humanos, según la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, en sus siglas en inglés).

"La pregunta es si las reservas de peces para el consumo humano se mantendrán estables o si aumentarán en un futuro cercano y luego caerán", explicó la organización de la ONU en un informe sobre el Estado de la industria pesquera y la acuicultura.

En las últimas tres décadas, la acuicultura ha crecido rápidamente, pasando de un 6 por ciento de peces disponibles para el consumo humano en 1970 a cerca del 47 por ciento en 2006, explicó la organización de la ONU.

En el informe se cuestiona la idea de que la acuicultura crezca automáticamente para responder a la demanda, alegando que eso daría un "mensaje furtivo" que se entendería como que no se necesita tomar medidas en este campo.

"Las políticas de acuicultura son esenciales para el crecimiento firme y sostenible del sector", agregó el texto.

implica que los peces depredadores, las aves marinas y las ballenas que se alimentan de pequeños peces se queden desnutridos.

En algunos casos la desnutrición les impide reproducirse o alimentar a sus crías, añadió el informe de Oceana.