Público
Público

La siesta pasa a la historia

Sólo un 16% de los españoles se echa la siesta todos los días, según una encuesta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La siesta, tan española como la tortilla de patatas, es ya poco menos que un mero reclamo turístico para la mayoría. Ésta es al menos la realidad que refleja una encuesta que revela que sólo el 16,2% de los españoles disfruta de tan placentero descanso a diario, frente a un 58,6% por ciento que nunca se echa la siesta.

Según el estudio, presentado este jueves en Madrid por la Fundación de Educación para la Salud del Hospital Clínico San Carlos (Fundadeps) y la Asociación Española de la Cama (Asocama), otro 22% de los ciudadanos sólo se beneficia de este tipo de descanso 'sólo en ocasiones', mientras que para el 3,2% la siesta sólo tiene lugar los fines de semana. Además, siete de cada diez de los pocos que siguen robando horas a la sobremesa para dormir algo, lo hacen en el sofá. 'La siesta forma ya parte de la mitología', sentenció la presidenta de Fundadeps, la doctora María Sáinz.

El estudio, realizado a partir de 3.026 encuestas realizadas entre mayores de edad de todas las comunidades autónomas, revela también que un 32% de los encuestados reconoce que, tras el descanso nocturno, se levantan cansados y sin energía (el 18,5%) o con dolores musculares (el 13,5%). En este caso existen diferencias por regiones. Así, los ciudadanos que se levantan más descansados son los gallegos (el 77,9% se despierta con la suficiente energía), seguidos de los residentes en Baleares (73,2%) y los asturianos (72,6%). En el otro lado de la balanza, sólo el 60,6% de los castellano-manchegos y los murcianos descansan de forma adecuada. Aunque las razones de este problema pueden ser diversas, en ausencia de estrés o trastornos de salud la causa puede estar en el equipo de descanso, ya que tal como refleja el estudio más de la mitad de la población espera más de 15 años para renovar el colchón.

Por otro lado, el estudio pone de relieve que los españoles duermen unas siete horas diarias, así como se valora más dormir bien que dormir mucho. Asimismo, el 58 por ciento de los encuestados asegura dormirse enseguida tras meterse en la cama, mientras que un 24 por ciento tarda de media unos 30 minutos hasta que consigue conciliar el sueño. La mayoría (el 55,4%) de los participantes en la encuesta duerme sin despertarse en toda la noche, y entre aquellos que se despiertan en algún momento casi el 50% lo hace para ir al servicio, un 20,9% sin motivo aparente y un 7,1% por estar atravesando una situación de estrés.